26 de noviembre de 2021

CASADO, PROTAGONISTA DE UN AQUELARRE FRANQUISTA


Nada sorprende que el presidente del PP, Pablo Casado, haya participado en uno de los aquelarres franquista acontecido en el pasado fin de semana. En esta ocasión ha sido con misa a la casposa ultranza, esto es, en latín y el sacerdote oficiante de espaldas a los feligreses, en memoria del dictador Franco en una iglesia de Granada. Precisamente una de las doce del país en donde se ha oficiado una misa por el alma del tirano.

Lo que, sí sorprende, son las peregrinas excusas dadas a dicha asistencia. Que no sabía que la misa estaba dedicada al difunto Franco, que la iglesia era la más cercana al hotel en que se hospedada junto a su familia, han sido entre otras las justificaciones dadas.

¿Nadie de su séquito informó a Casado que en las puertas de la Iglesia un nutrido grupo de nostálgicos ataviados con banderas preconstitucionales estaban entonando cánticos franquistas?

¿Nadie de su séquito le hizo saber a Casado que esa iglesia era una de las elegidas para dedicar una misa a la memoria del dictador con motivo del 20N?

¿No sabía Casado que en el pasado fin de semana los nostálgicos con motivo del 20N recordarían al dictador dedicándole misas?

Lo cierto es que Pablo Casado se ha portado como un nostálgico más acudiendo al aquelarre franquista y viendo lo que le venía encima, ha intentado justificarse, aunque de forma lastimosa, lamentable y nada creíble.

Este es parte del eterno viaje al moderado centro político del PP de Casado, más bien es un viaje a ninguna parte que proyecte moderación y alejamiento al pasado, un pasado cada vez más presente en el PP. En esto está quedando aquellas palabras que le dedicó a Abascal de ”hasta aquí hemos llegado” cuando este presentó la moción de censura fallida, esto es, está quedando en un quítate tú que para eso estoy yo.

Casado, siguiendo la senda descalificatoria de Vox, estuvo muy solícito en descalificar como aquelarre radical al encuentro político en Valencia protagonizado por Yolanda Díaz, Ada Colau, Oltra, Mónica García y la política ceutí Fátima Hamed, algo que a muchos le ha parecido una salida machista impropia del líder de la oposición y probable candidato a presidente del gobierno. Para aquelarre lleno de nostalgia el que ha participado el presidente del PP. No sabemos si Casado se hubiese atrevido a manifestar algo parecido en un hipotético encuentro político protagonizado por Isabel Díaz Ayuso, Macarena Olona, Inés Arrimadas y Cayetana Álvarez de Toledo entre otras. En tal caso, se hubiese envainado clamorosamente su evidente sesgo machista.

El acervo popular recoge muy sabiamente el dicho que aquel que escupe al cielo tiene riesgo que le caiga en la cara. Mucho de esto le está ocurriendo con mucha frecuencia  a Casado.


Puño en Alto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Última entrada publicada:

CASADO, PROTAGONISTA DE UN AQUELARRE FRANQUISTA

Nada sorprende que el presidente del PP, Pablo Casado, haya participado en uno de los aquelarres franquista acontecido en el pasado fin de s...

Artículos más populares del mes...