14 de noviembre de 2021

BOCACHANCLA Y TRÁNSFUGA, UNIÓN EXPLOSIVA

 


Según el acervo popular, un o una 'bocachancla' es una persona que habla más de la cuenta, una persona indiscreta y bocazas. Es también, aquella persona que llevada por un irrefrenable afán de protagonismo y para alardear de estar bien informado, dice o cuenta hechos y cosas sin contrastar y sin percatarse de las consecuencias que puede ocasionar a terceras personas.

En la Sanlúcar del Santo Régimen, como en todo patio de vecinos, bocachanclas haberlos los hay, faltaría más.

Un lamentable hecho que ha afectado al mayor club deportivo de la ciudad ha servido para que otro, no menos lamentable, personaje, haya sacado a pasear su proverbial bocachanclismo. Ha circulado por las redes sociales un audio del bocachancla en la que en un tono muy jocoso se divertía al saber que Agentes de la Guardia Civil se hayan personado en la mañana del pasado miércoles en la sede del citado club, para proceder a un registro de sus dependencias en busca de indicios de pagos en B, irregularidades en las cotizaciones e incluso blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico. Es más, también afirmaban alegremente que habían entrado en el propio Ayuntamiento.

Más allá de la rectificación posterior, al saber de las consecuencias de la mayúscula metedura de pata fruto de su irrefrenable afán de protagonismo, debió sufrir un inconmensurable tirón de orejas y advertencias porque la rectificación fue deprimente admitiendo su bocachanclismo propio de barra de bar, aunque, de una forma mezquina y burda, pretendió culpar al mensajero.

Todo lo ocurrido podría quedar en una lamentable y reprobable anécdota, si el susodicho bocachancla no tuviera aún la condición de concejal del Ayuntamiento de la Sanlúcar del Santo Régimen. Se utiliza el adverbio de tiempo, porque además es uno de los dos concejales tránsfuga que adorna el pleno municipal, santo santorun del Régimen. En este caso, es aquel que vino envuelto en la aureola de la regeneración política y llamado a asaltar los cielos y está demostrando poca seriedad, no más credibilidad, escasa ética y mediocridad como persona y como cargo público. Hay quien dice que de tanto intentar asaltar los cielos se debió dar un golpe en la cabeza y de ahí su torpe proceder, aunque eso sería darle el beneplácito de la duda.

Ser Bocachancla, es una cualidad poco recomendable, sobre todo para quien se precie de ser representante de los ciudadanos y no debe ser considerado una cosa menor, o lo que es lo mismo, debe ser considerado cosa mayor. Ser bocachancla y tránsfuga al unisono no está al alcance de muchos, o dicho de otro modo, solo está al alcance de pocos, parafraseando al aún desconocido para la justicia española, M.Rajoy, Bocachancha y tránsfugas, unión explosiva de chabacanismo.

La Sanlúcar del Santo Régimen y los especímenes, que por obra u omisión la hacen posible, no deja de sorprendernos, pero no por ello, no hay que cejar de intentar de poner a cada cual en su sitio.



Puño en Alto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Última entrada publicada:

CASADO, PROTAGONISTA DE UN AQUELARRE FRANQUISTA

Nada sorprende que el presidente del PP, Pablo Casado, haya participado en uno de los aquelarres franquista acontecido en el pasado fin de s...

Artículos más populares del mes...