26 de noviembre de 2021

CASADO, PROTAGONISTA DE UN AQUELARRE FRANQUISTA


Nada sorprende que el presidente del PP, Pablo Casado, haya participado en uno de los aquelarres franquista acontecido en el pasado fin de semana. En esta ocasión ha sido con misa a la casposa ultranza, esto es, en latín y el sacerdote oficiante de espaldas a los feligreses, en memoria del dictador Franco en una iglesia de Granada. Precisamente una de las doce del país en donde se ha oficiado una misa por el alma del tirano.

Lo que, sí sorprende, son las peregrinas excusas dadas a dicha asistencia. Que no sabía que la misa estaba dedicada al difunto Franco, que la iglesia era la más cercana al hotel en que se hospedada junto a su familia, han sido entre otras las justificaciones dadas.

¿Nadie de su séquito informó a Casado que en las puertas de la Iglesia un nutrido grupo de nostálgicos ataviados con banderas preconstitucionales estaban entonando cánticos franquistas?

¿Nadie de su séquito le hizo saber a Casado que esa iglesia era una de las elegidas para dedicar una misa a la memoria del dictador con motivo del 20N?

¿No sabía Casado que en el pasado fin de semana los nostálgicos con motivo del 20N recordarían al dictador dedicándole misas?

Lo cierto es que Pablo Casado se ha portado como un nostálgico más acudiendo al aquelarre franquista y viendo lo que le venía encima, ha intentado justificarse, aunque de forma lastimosa, lamentable y nada creíble.

Este es parte del eterno viaje al moderado centro político del PP de Casado, más bien es un viaje a ninguna parte que proyecte moderación y alejamiento al pasado, un pasado cada vez más presente en el PP. En esto está quedando aquellas palabras que le dedicó a Abascal de ”hasta aquí hemos llegado” cuando este presentó la moción de censura fallida, esto es, está quedando en un quítate tú que para eso estoy yo.

Casado, siguiendo la senda descalificatoria de Vox, estuvo muy solícito en descalificar como aquelarre radical al encuentro político en Valencia protagonizado por Yolanda Díaz, Ada Colau, Oltra, Mónica García y la política ceutí Fátima Hamed, algo que a muchos le ha parecido una salida machista impropia del líder de la oposición y probable candidato a presidente del gobierno. Para aquelarre lleno de nostalgia el que ha participado el presidente del PP. No sabemos si Casado se hubiese atrevido a manifestar algo parecido en un hipotético encuentro político protagonizado por Isabel Díaz Ayuso, Macarena Olona, Inés Arrimadas y Cayetana Álvarez de Toledo entre otras. En tal caso, se hubiese envainado clamorosamente su evidente sesgo machista.

El acervo popular recoge muy sabiamente el dicho que aquel que escupe al cielo tiene riesgo que le caiga en la cara. Mucho de esto le está ocurriendo con mucha frecuencia  a Casado.


Puño en Alto

24 de noviembre de 2021

CAPITAL GASTROQUÉ?

 

La Sanlúcar del Santo Régimen ha obtenido su ansiada designación de Capital Gastronómica para 2022. Ahora veremos cómo se utiliza, quién la manipula y quiénes se benefician de ello.

Viendo como se ha utilizado la efeméride del V Centenario y en el gran fiasco en que se ha convertido, entre otros motivos porque desde el gobierno local, principalmente el PSOE, la ha conceptuado desde un principio como herramienta electoral y para dar pábulo a su amiguetes y no como un asunto de ciudad como oportunidad de traer inversiones y mejorar las deprimentes infraestructuras de esta ciudad , todo nos hace pensar que vuelva a ocurrir más de lo mismo.

Incluso hay quienes piensan que desde el principal partido del gobierno local se pretende utilizar lo de la Capital Gastronómica para ocultar el fiasco que está suponiendo la celebración del hito histórico del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo. Hasta ahora solo festejo y ceremonias está suponiendo, por no haber no hay sede oficial de la celebración, la que supuestamente se albergará en el del edificio llamado Castillito. A poco de un mes del año 2022, la sede aún no está terminada.

Han debido pensar que una mancha de Mora con otra verde se quita y en esa lo más seguro que están.

No pocas entidades y organizaciones se han prestado alborozadamente al apoyo a la Capitalidad Gastronómica, porque de manera sincera piensan que es algo bueno para Sanlúcar y su maltrecha economía. Apoyo que el alcalde de la ciudad está pretendiendo derivar hacia su lamentable gestión municipal. 

Los que vienen de fuera de la Sanlúcar del Santo Régimen disfrutan de nuestra gastronomía, pero desgraciadamente se van apesadumbrado por el lamentable estado de suciedad y abandono de la ciudad. La capitalidad gastronómica debería ser una oportunidad para mejorar la imagen de la ciudad y la calidad de vida de los sanluqueños, así como, poner más si cabe en valor la excelencia de los productos propios de la huerta, del mar sanluqueño y la buena mano de los hosteleros locales. Por eso, la supuesta rentabilidad de la Capitalidad Gastronómica no la debe rentabilizar unos pocos, debe ser la gran oportunidad para mejorar las condiciones laborales y salariales de los verdaderos artífices de la distinción para 2022, como son los trabajadores del campo, los marineros y los empleados de la hostelería en todas y cada una de las facetas. 

No podemos dejar de recordar a esos “carpantas” que bien se han llenado su insaciable estómago con la excusa del V Centenario, como es el caso de ese conocido historiador local. Ahora, nunca mejor podrá seguir cebando su barriga y lubrificando su gaznate.

Mucho nos tememos que volverá a ocurrir así, porque incluso aquellas organizaciones, que obviando clamorosamente su esencia de ser y olvidando igualmente su naturaleza social, se han sumado al apoyo incondicional del que se pretende beneficiar el alcalde, sin manifestar la oportunidad que debería ser para mejorar las condiciones de los trabajadores del campo, el mar y la hostelería y, por ende, la ciudad.

Sanlúcar del Santo Régimen, en los últimos tiempos ha perdido muchos trenes por la miopía política, la incompetencia, la dejadez de sus gobernantes principalmente del PSOE y PP y sus acólitos circunstanciales, más que nada debido a que unos y otros han estado y están más preocupados en mantener su sillón que en mejorar la ciudad y también por los abrazafarolas y amiguetes de aquellos. Esperemos que la Capitalidad Gastronómica no sea un fiasco más y no la tengamos que recordar como otro tren perdido de la misma manera que la efeméride del V Centenario, considerada, ante el fracaso, por algunos como algo ya amortizada y, por la mayoría, como otra oportunidad perdida. 


Puño en Alto


22 de noviembre de 2021

APAGÓN A LOS MEDIOS CONSENTIDORES


El programa ‘Equipo de Investigación’ ha emitido este pasado viernes 19 de noviembre en LaSexta un reportaje en el que analizó las causas del crecimiento de los movimientos de ultraderecha. Especialmente a los que llaman “cachorros ultras”, que es el título que llevó el programa.

Entre las personas a las que se ha entrevistado se encuentra María Isabel Peralta Medina, la chica falangista que admira a Hitler y niega el Holocausto, que se hizo famosa por su discurso antijudío durante un homenaje a la División Azul.

Se da la circunstancia que el programa se ha emitido diez días después de que la Fiscalía de Madrid presentase una denuncia contra la falangista, líder de Bastión Frontal, por la presunta comisión de un delito de odio en relación a unas manifestaciones realizadas el pasado 18 de mayo durante una concentración organizada por Bastión Frotan frente a la embajada de Marruecos.

El padre de la joven neonazi es tertuliano del programa que presentaba Ana Rosa Quintana en Mediaset, se presentó a las elecciones con Falange y acabó de concejal en el PP. Así, podemos comprobar como algunas cadenas dan cobijo al fascismo y como este se va introduciendo en los medios de comunicación en España, con toda la complicidad de estos.

Las actitudes neofascistas se están normalizando en nuestro país, no solo en el discurso de los políticos de la derecha, sino también en los medios de comunicación con permisividad o llevados por conseguir máxima audiencia, como es el caso del programa de la LaSexta. Hay que recordar como el presidente del PP, Pablo Casado, descalificó el encuentro protagonizado por Yolanda Díaz entre otras mujeres líderes políticas tildando el acto de aquelarre. O que Vox la descalificara como “fiesta pijama”.

Cabe preguntarse: ¿Era necesario dar altavoz al discurso filonazi de la joven falangista?

¿Cuántos o cuántas Isabel Peralta estarán dispuestas a decir o hacer cualquier barbaridad homófoba, xenófoba, misógina o de cualquier índole si después como recompensa van a tener unos minutos de gloria en un programa de televisión de máxima audiencia?

No sabemos si la cadena ha valorado esta cuestión. Todo nos hace pensar que no, ya que bien se encargó de dar publicidad a la entrevista en las redes sociales.

Hay a quien no le extraña nada que LaSexta dé voz a los negacionistas del Holocausto entre otras lindezas en prime time, ya que también se le atribuye que en su día ayudara a aupar a Vox.

En los últimos tiempos, las distintas cadenas de televisión están compitiendo en ver quien gira más a la derecha en sus programas de supuestos debates políticos.

En las manos de los televidentes está dar apagón a este peligroso despropósito, dándole en lo que al parecer más duele, en la audiencia de sus programas. Hagamos que estos medios que dan voz a la ultraderecha para supuestamente mejorar su audiencia, como en esta ocasión ha hecho la LaSexta, no solo no crezca en audiencia, sino que esta disminuya.

La permisividad ante el discurso y actitudes neofascistas trae consecuencias nefastas, aprendamos del pasado y no tan remoto.


Puño en Alto



20 de noviembre de 2021

ES TIEMPO DE GENEROSIDAD Y SENSATEZ

 


Más allá de la legitimidad de cada cual para ello, sacar músculos para ahondar en la diferencia o marcar distancias está fuera de toda oportunidad en estos momentos, máxime cuando a la vez se  proclama por activa y pasiva el temor a lo que se nos puede venir encima. 

Si ante un poderoso enemigo común, la reacción primaria es la de dejar patente la fuerza que uno tiene, poniendo sus principios como irrenunciables a modo de linea roja insoslayables, puede tener un indudable efecto de apretar filas en el interno, pero no menos dudable es el efecto de recelo que puede provocar a los que están llamados a participar codo con codo en la lucha contra ese enemigo.

En el escenario político abierto tras las elecciones en la Comunidad de Madrid, las formaciones políticas están llamadas al entendimiento para materializar el mensaje del electorado; una tarea que la sociedad reclama sea llevada a cabo con sensatez y generosidad. 

Más allá que se interprete como un estado de necesidad, que poco importaría, es el momento de aprender de los errores del pasado y ofrecer alternativas de gobierno realistas. La mayoría de los ciudadanos piden recuperar la cultura del pacto y el consenso, con el rechazo de dogmatismos e intransigencias. Los poderes públicos deben situarse junto a los más débiles y desfavorecidos. Los objetivos, ahora, no consisten en destruir o arriesgar todo lo conseguido con esfuerzo durante décadas, amenazar el desarrollo y la recuperación económica, o lastrar las aún debilitadas arcas públicas. No es tiempo de ocurrencias, sino de sentido común.

Es tiempo para revertir la tendencia natural de los partidos políticos a concentrar un grupo de dirigentes en la cúpula que, irremediablemente, comienza a confundir sus intereses con los del partido, con los de sus militantes y simpatizantes, tal como describía Robert Michels en su libro “Los partidos políticos” hace más de cien años. Esta tendencia natural se tiene que revertir con generosidad y sensatez.

La sensatez nos debe servir para ver que no es tiempo para revestirnos de nuevas diferencias artificiales y oportunistas, todo lo contrario, nos debe servir para eliminar las existentes sin caer en la tentación de crear otras nuevas. Una sensatez que logre cambiar el funcionamiento de la organización que surja de las nuevas alianzas. La confianza, la amistad política y el respeto por la pluralidad, incluso en el conflicto, deben ser sus motores. Con un protagonismo ciudadano real. Hay un programa claro que defender, unas ideas compartidas por cada vez más gente y una ilusión cívica con muchas ganas de expresarse. Necesitamos que la democracia logre colarse hasta las últimas rendijas de cualquier organización partidaria para fijar garantías y procedimientos nuevos. 

No hay leyes de hierro en política. Esta es impredecible; a cada instante se puede construir lo que hoy parece imposible. Pero para ello necesitamos generosidad y altura de miras. Potenciemos lo que nos une y aparquemos con generosidad y sensatez aquello que nos pueda diferenciar, incluso legítimamente.

Empleemos el legítimo músculo para ahondar en lo que nos une para conocernos mejor e implicarnos en la ardua tarea y, con la generosidad y la sensatez que nos debe caracterizar, reconozcamos a quien tenemos y llamamos a estar al lado.

No hay otra.


Puño en Alto

18 de noviembre de 2021

¿DÓNDE VA EL DINERO DEL NARCOTRÁFICO?


En el refranero español se suele decir “De dónde saca para tanto que destaca” cuando alguien sin oficio ni beneficio conocido desarrolla un alto nivel de vida impropia, mostrando unas apariencias opulentas en cuanto a propiedades, vehículos de alta gama, joyas, etc.

La innegable Omertà o pacto de silencio que existe en la Sanlúcar del Santo Régimen en todo lo concerniente al narcotráfico es evidente como síntoma peligroso de socialización del grave problema, aunque cada dos por tres, aparece en los medios de comunicación una aprensión o desmantelamiento de una plantación ilegal de cannabis o marihuana, con la detención de los cabecillas de clanes o familias que se dedican a esta delictiva y lucrativa actividad. Clanes o familias, que el alcalde de la ciudad, de forma incomprensible para algunos y no tan sorprendente para otros, sigue no solo sin reconocer su existencia, sino que pretende minimizar el problema.

Ese pacto de silencio hace que aquellos que destacan por su alto nivel de vida sin oficio ni beneficio conocido, pasen desapercibidos y hagan vida normal con su ostentación, a pesar de conocerse su vinculación con el narcotráfico.

La lucha contra el narcotráfico debe tener varias vertientes principales. Por una parte, el desmantelamiento de las plantaciones ilegales y la desarticulación de las bandas organizadas y sus infraestructuras logísticas y, por otra, desmontar esa otra infraestructura encargada del blanqueo del dinero conseguido con esa execrable actividad delictiva. 

No obstante, el denodado y continuo esfuerzo de la policía nacional y de la propia guardia civil puede quedar en infructuoso si a la vez no se desmantela el operativo que custodia el inmenso dineral que las organizaciones delictivas obtienen del narcotráfico. El blanqueo de dinero necesita de una infraestructura en la que pueden participar bufetes especializados, entidades bancarias cuyos responsables actúan con cierta impunidad en esas labores, negocios tapaderas y propicios testaferros. La identificación de ello es ya un secreto a voces en la Sanlúcar del Santo Régimen.

Desmantelar esas infraestructuras, locales y no tan locales, se vuelve igualmente imprescindible en la lucha contra el narcotráfico. De lo contrario, solo se está atacando a una parte del problema, que puede terminar con ser asumida por las bandas delictivas sin más, ya que su fortuna sigue intacta. Es necesario investigar quién o quiénes se encargan de blanquear en sus múltiples facetas el dinero obtenido.   

No menos importante es la tarea de concienciación para evitar la socialización del problema y ahí no ayuda que el primer edil se esfuerce en quitar hierro al grave problema sin más en una actitud que está levantando toda clase de conjeturas y ninguna buena para la institución que encarna y para la propia ciudad.


Puño en Alto

MARÍN, TONTO ÚTIL E IDIOTA A LA VEZ


Allá por septiembre, el chico de los recados de la Junta de Andalucía, Juan Marín, conocido también como “El Torrijas” manifestaba ante los medios de comunicación que nadie lo entendería y que sería de idiotas adelantar las elecciones andaluzas. Más que una realidad, Marín estaba expresando un deseo, dado el descalabro que le vaticinan todos los sondeos de convocarse anticipadamente elecciones andaluzas.

De otra manera, ahora se ha sabido que mientras criticaba a la oposición por su cerrazón irresponsable de no apoyar los presupuestos para 2022, en un encuentro interno con sus parlamentarios argumentaba que se trataba de una pose, ya que realmente no convenía que se aprobara dichos presupuestos porque necesariamente tendrían recortes y eso tiene coste electoral. Sea fuego amigo o no, la filtración del audio donde Marín se explaya en la explicación de la estrategia, lo cierto es que no habrá gustado en absoluto a su idolatrado presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ya que ha dinamitado el discurso que ha mantenido hasta ahora sobre los presupuestos andaluces y el proceso de supuesta negociación abierta con Vox y PSOE de Juan Espadas, ni tan poco a estos últimos a saberse utilizados en esa estrategia. Ya Vox está pidiendo su dimisión.

En el primer caso, de convocarse elecciones anticipadas quedará como idiota como él mismo reconoce y en el segundo caso, pretendiendo pasar por un estratega al estilo Rasputín, va a quedar además de tonto útil como un bocazas, al cual no hay que respetar ni fiar.

Su cuidada imagen de hombre de Estado que anteponía el sentido común y el interés general por encima del interés partidista ha quedado por los suelos. Para aquellos que conocen su proverbial hipocresía, no demuestra nada nuevo y para quienes no, saben ahora la catadura moral y ética como político del personaje en cuestión.

Desautorizado de forma inmisericorde por Arrimadas su propuesta de acudir electoralmente junto al PP como vía de garantizarse continuar en la bien remunerada pomada política en Andalucía, la cada vez más cuestionada labor dentro y fuera de su formación política, o de lo que queda de ella, y lo que le presagia las encuestas hace que a Marín no le llegue la camisa al cuello al saberse que tiene inevitablemente, para bien de todos, fecha de caducidad.

Si algún mérito hay que reconocerle a Juan Marín, además de haber engañado durante mucho tiempo a mucha gente, es haber cerrado el círculo de la estulticia: ser tonto útil e idiota a la vez.

Pero como decía aquel, puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo.


Puño en Alto


15 de noviembre de 2021

TRÁGALA


El Congreso ha aprobado con fugas de votos y plante de varios grupos parlamentarios, entre ellos ERC, PNV, Vox y Cs las designaciones de cuatro miembros del Tribunal Constitucional (TC), el Defensor del Pueblo y seis del Tribunal de Cuentas. Las fugas son de diputados de PSOE y UP que no han respetado la disciplina de partido por considerar que los candidatos propuestos por el PP para el TC atentan contra la independencia de las instituciones del Estado. El plante de los partidos referidos responde más que nada porque a ellos no les han consultado previamente, esto es, que no han podido participar en el enjuague protagonizado principalmente por PSOE y PP.

Las designaciones de Concepción Espejel y Enrique Arnaldo para el TC desde que se supo que eran propuestos por el PP han originado mucha polémica, dado el currículum partidista y antisocial de ambos, sobre todo Arnaldo.

La propuesta del PP que ha sido todo un trágala, tiene varias vertientes. Por un lado, para que fuese difícilmente aceptable por el PSOE y UP en el marco del acuerdo y que la rechazaran para poder continuar con el discurso de que el Gobierno se niega a renovar las instituciones queriendo controlarlo. La otra, es todo un mensaje a aquellos juristas que están en su órbita de influencia, en el sentido de que el PP siempre paga los favores pasados y con creces. Una manera de seguir controlando tribunales, dado las causas judiciales pendientes que aún tiene el PP. Y por último y no menos importante, es para demostrar a los suyos que se mantienen firmes en sus propuestas.

Por su parte, la aceptación del PSOE y UP de ambos juristas propuestos por el PP, a pesar de saberse la meridiana falta de imparcialidad que consta en sus trayectorias en la judicatura, políticamente es una buena jugada para desactivar el discurso del PP respecto a sus manifestaciones que ante todo quiere una justicia despolitizada. Los hechos le contradicen y en el futuro aún más, cuando en el seno del TC se tenga que dirimir causas pendientes de especial relevancia política y social. En este marco, la apelación que han hecho PSOE y UP a la disciplina de partido para que sus parlamentarios emitan su voto a favor, se puede entender, aunque no compartir.

Del mismo modo, se puede entender que algunos parlamentarios de PSOE y UP hayan decidido emitir su voto en contra anteponiendo la ética y moral en el sentido de su voto a la disciplina de partido y a la jugada política. Esta actitud es de valorar, aunque no siempre esta indisciplina parlamentaria conlleva actitudes ética y moral reseñables como en esta ocasión.

A buen seguro, el trágala del PP, poco efecto tendrá entre sus votantes. La derecha pocas veces cuestiona estas actitudes, sino que las aplaude valorándolas como victorias. Pero en la izquierda, en su tradicional autocrítica, sí que puede pasar factura. No se sabe si este hecho ha sido suficientemente valorado en el seno de la coalición de gobierno.

En cualquier caso, es el TC quien se va a ver, más aún si cabe, afectado especialmente en su imagen y credibilidad. Para unos, la imagen y credibilidad de este alto tribunal, están supeditadas a su interés partidista y para otros la subordinan tras una maniobra política.

La imparcialidad y pulcritud del TC deben estar por encima de cualquier otra consideración, en un estado social de derecho, lo demás huelga. ¿Qué ciudadano podrá apelar con confianza al TC si considera sus derechos soslayados viendo la trayectoria de algunos de sus miembros?


Puño en Alto

14 de noviembre de 2021

BOCACHANCLA Y TRÁNSFUGA, UNIÓN EXPLOSIVA

 


Según el acervo popular, un o una 'bocachancla' es una persona que habla más de la cuenta, una persona indiscreta y bocazas. Es también, aquella persona que llevada por un irrefrenable afán de protagonismo y para alardear de estar bien informado, dice o cuenta hechos y cosas sin contrastar y sin percatarse de las consecuencias que puede ocasionar a terceras personas.

En la Sanlúcar del Santo Régimen, como en todo patio de vecinos, bocachanclas haberlos los hay, faltaría más.

Un lamentable hecho que ha afectado al mayor club deportivo de la ciudad ha servido para que otro, no menos lamentable, personaje, haya sacado a pasear su proverbial bocachanclismo. Ha circulado por las redes sociales un audio del bocachancla en la que en un tono muy jocoso se divertía al saber que Agentes de la Guardia Civil se hayan personado en la mañana del pasado miércoles en la sede del citado club, para proceder a un registro de sus dependencias en busca de indicios de pagos en B, irregularidades en las cotizaciones e incluso blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico. Es más, también afirmaban alegremente que habían entrado en el propio Ayuntamiento.

Más allá de la rectificación posterior, al saber de las consecuencias de la mayúscula metedura de pata fruto de su irrefrenable afán de protagonismo, debió sufrir un inconmensurable tirón de orejas y advertencias porque la rectificación fue deprimente admitiendo su bocachanclismo propio de barra de bar, aunque, de una forma mezquina y burda, pretendió culpar al mensajero.

Todo lo ocurrido podría quedar en una lamentable y reprobable anécdota, si el susodicho bocachancla no tuviera aún la condición de concejal del Ayuntamiento de la Sanlúcar del Santo Régimen. Se utiliza el adverbio de tiempo, porque además es uno de los dos concejales tránsfuga que adorna el pleno municipal, santo santorun del Régimen. En este caso, es aquel que vino envuelto en la aureola de la regeneración política y llamado a asaltar los cielos y está demostrando poca seriedad, no más credibilidad, escasa ética y mediocridad como persona y como cargo público. Hay quien dice que de tanto intentar asaltar los cielos se debió dar un golpe en la cabeza y de ahí su torpe proceder, aunque eso sería darle el beneplácito de la duda.

Ser Bocachancla, es una cualidad poco recomendable, sobre todo para quien se precie de ser representante de los ciudadanos y no debe ser considerado una cosa menor, o lo que es lo mismo, debe ser considerado cosa mayor. Ser bocachancla y tránsfuga al unisono no está al alcance de muchos, o dicho de otro modo, solo está al alcance de pocos, parafraseando al aún desconocido para la justicia española, M.Rajoy, Bocachancha y tránsfugas, unión explosiva de chabacanismo.

La Sanlúcar del Santo Régimen y los especímenes, que por obra u omisión la hacen posible, no deja de sorprendernos, pero no por ello, no hay que cejar de intentar de poner a cada cual en su sitio.



Puño en Alto

12 de noviembre de 2021

CÍRCULO VICIOSO POCO EDUCATIVO

 


Como en todo régimen que se preste de ello, en la Sanlúcar del Santo Régimen mire donde se mire se da peculiaridades que en cualquier otro lugar levantaría ampollas de indignación.

Resulta que en aquella alejada y olvidada barriada, asolada por el narcotráfico ante la indiferencia de propios y extraños, hay un colegio muy reconocido por sus iniciativas pedagógicas con una dirección, igualmente reconocida por su tendencia indisimulada de favorecer políticamente al principal partido en el gobierno local y una AMPA con una no menos querencia a agasajar a esa formación política que después cobra con unas prebendas muy llamativas y lucrativas para un corto círculo de padres y madres de alumnos del referido colegio.

Dirección y AMPA no pierden la ocasión de ser voceros de las pocas inversiones en la barriada y de aquellas que se logran, pues se dedican a sacarle un beneficio indudable. El responsable del centro educativo no se corta un pelo al criticar a través de las redes sociales a quienes osen criticar al equipo de gobierno, principalmente al alcalde.

Años tras años, los alumnos/as de sexto de primaria de dicho centro educativo se dedican a vender ejemplares de un periódico semanal, a través de un acuerdo del AMPA con la editorial del periódico, con objeto de conseguir fondos para su viaje fin de curso y etapa escolar. Este hecho no tendría más relevancia si no se da una serie de circunstancias, solamente propias de un régimen.

El semanario en cuestión recibe anualmente una no desdeñable subvención del equipo de gobierno para que reparta gratis entre la población un determinado número de ejemplares con el trampantojo argumento de fomentar la lectura entre los ciudadanos, además de cuantiosas publicaciones institucional entre sus páginas. La editorial del semanario devuelve sin complejo ese trato de favor al equipo de gobierno, sobre todo al principal partido de la coalición, obviando toda deontología periodística, exaltando la figura del alcalde y poniendo en valor sus propuestas políticas, soslayando a los partidos de la oposición, salvo de que se trate algo que les puedan perjudicar como partidos o a sus líderes.

Sabido esto, ya la venta de ejemplares del semanario por los escolares toma cierta relevancia y merece reflexión.

De esta manera, el semanario se beneficia al no tener que repartir un determinado de ejemplares, y el principal partido en el gobierno local también se beneficia por la publicidad de sus iniciativas para llegar de forma efectiva a los ciudadanos. Dirección y AMPA contentos, el primero mirando hacia otro en este despropósito poniendo la institución al servicio de una determinada formación política y el segundo, porque podrán seguir disfrutando de ciertas prerrogativas que otros centros educativos de la ciudad no logran conseguir del gobierno local.

Todo ello constituye un círculo de vicioso de intereses complementarios y no excluyentes donde todos salen beneficiados, menos los escolares que son utilizados por motivos espurios con la excusa de sacar fondos para poder realizar su merecido viaje de curso o de etapa escolar.

Un círculo vicioso en el que las ventajas, comúnmente no legítimas, de que gozan las partes, en virtud de las cuales se establece entre ellos cierta solidaridad circunstancial e interesadas. Circulo vicioso en el que lo de menos es transmitir valores éticos, morales y democráticos a los escolares y donde prevalece unos intereses espurios de unos y de otros. Del equipo de gobierno y del alcalde de la Sanlúcar del Santo Régimen no se podía esperar otra cosa por razones obvias, tampoco del semanario panfletario, pero de la dirección de un centro educativo y de los padres de alumnos no se deberían prestar a que sus alumnos e hijos, respectivamente, no sean manipulados tan grosera y deshonestamente.


Puño en Alto


10 de noviembre de 2021

CULPABILIZAR A LAS VÍCTIMAS

 “Claro, qué hacia una chica de 16 años en la calle a esas horas”. Los medios hacen eco de una terrible noticia sobre una chica de 16 años que ha sido encontrada inconsciente, semidesnuda en un descampado con las temperaturas bajo cero grados, con una fractura en el cráneo, golpes violentos por todo el cuerpo que le han producido lesiones tanto a nivel interno como externo y claras evidencias de que ha sido sufrido múltiples violaciones violentas; y el comentario que muchos han dicho ha sido: “Claro, qué hacia una chica de 16 años…”.

Es terrible, pero lo peor de todo es que, desgraciadamente, no nos coge por sorpresa, ni el comentario ni la monstruosa agresión. Y es que a pesar de los numerosos avances que con tanto esfuerzo hemos venido consiguiendo en la lucha feminista, lo cierto es que aún queda mucho camino por recorrer y la mujer aún no ha podido desprenderse del dedo acusador que la culpa de todo lo que a ella le ocurra. Todos hemos escuchado alguna vez las múltiples y cobardes excusas que se utilizan para intentar culparla: “Claro, llevas ropa demasiado provocadora”, “Claro, ibas borracha”, “Claro, eso te pasa por acercarte a desconocidos”, “Claro, qué hacías en la calle a esas horas…”. La chica de 16 años que, cómo es lógico, no recuerda apenas lo sucedido y se encuentra totalmente asustada, dice que siente vergüenza y culpabilidad, según ha declarado su madre. Culpable por la ropa que llevaba, culpable por lo que había bebido, culpable por confiar en chicos, culpable por ir a una fiesta. Y la madre, aunque no lo diga, también se siente culpable: no tendría que haber dejado a mi hija ir a una fiesta, no tendría que haberla dejado que se recogiera a esa hora. Sí, a eso las induce la sociedad y las leyes, porque nuestra sociedad y nuestra legislación cuestionan a la víctima y no al agresor. Ella es la culpable, ¿cierto? Por eso se le permite a una abogada o a una juez preguntarle a una víctima de agresión sexual si cerró bien las piernas mientras la violaban, pero luego nos asustamos cuando las víctimas se ven destruidas porque se sienten culpables. Por eso se le da cobertura en los medios y se le pone con mucho gusto un micrófono delante a políticos de extrema derecha que se atreven a decir que “la relación más segura entre un hombre y una mujer será únicamente la prostitución”, pero luego nos pusimos las manos en la cabeza cuando dos meses después escuchamos el caso de la chica que fue violada por varios desconocidos y uno de ellos le lanzó 17 euros sobre su cuerpo desnudo al acabar. Por eso se le concede libertad a políticos o figuras públicas conocidas para que ataquen con bulos donde se inventan el número de denuncias falsas, pero luego nos asustamos cuando nos enteramos de que hay mujeres que no denunciaron las agresiones sufridas por miedo a que no las creyeran. Por eso se permite en algunas comunidades autónomas que se persiga o se le prohíba a los educadores llevar al aula temas tan importantes relacionados con la sexualidad y el respeto hacia la otra persona, pero luego nos asustamos cuando entre los adolescentes es donde más están creciendo las agresiones sexuales.

Y, no se equivoquen, los mismos medios que publican las desgarradoras noticias de las violaciones que ocurren, son los mismos medios que le dan coberturas a los dedos acusadores: culpabilizar a la víctima porque conocía a su agresor o porque no pidió ayuda, descalificar a la mujer por su forma de actuar o denigrarla por la ropa que lleva a un evento, intentar justificar el por qué de un asesinato machista o intentar mostrar una imagen dulce del asesino, es una lista interminable de peligrosos mensajes que van calando en las mentes de nuestros jóvenes.

Cabe preguntarse qué es lo que falla en nuestra sociedad y en la educación que le estamos dando a las nuevas generaciones para que el número de casos de violaciones siga subiendo sin cesar, para que los chavales vean como algo divertido y legítimo salir -literalmente- en manadas a violar a mujeres: las manadas de Manresa (4 hombres violaron a una menor de 17 años y 6 seis hombres violaron a una menor de 14 años), la manada de Sabadell (8 hombres participaron en la agresión hacia una joven de 18 años), la manada de La Arandina (3 hombres agreden sexualmente a una menor de 15 años), la manada de Alicante (4 hombres violan a una joven de 19 años), la manada de Marina Alta (4 hombres violan a una menor de 15 años), la manada de Bilbao (6 hombres violan una joven) y un largo etcétera.  El pasado mes de abril fuimos testigos de un mensaje viral que se transmitió por la red social TIK TOK, siendo una de las más populares entre los jóvenes y por la que les llegan prácticamente toda la información del mundo que les rodea: se establecía el Día Internacional de la Violación a las Mujeres. Es inentendible que una red social permita que se haga viral dicho mensaje y que no tomen las medidas oportunas, porque que no os engañen, no tomaron ninguna, se indignaron a decir que eliminaron el contenido que infringía sus políticas. Pero, ¿qué contenido es exactamente el que infringe sus políticas? Porque hemos perdido la cuenta de la cantidad de mensajes, imágenes y videos machistas, violentos y denigrantes hacia la mujer que, tras ser denunciados, siguen en esta red social y otras, sin que haya perjudicado absolutamente nada a sus autores. 

No son casos aislados. Es una consecuencia de permitir que el machismo tenga cada día más cabida en las instituciones. ¿Hasta cuándo vamos a seguir tolerando la hipocresía de los medios? ¿Hasta cuando vamos a seguir sorprendiéndonos de la noticia de una violación si días antes han difundido y vendido la idea de que algo habrá hecho la mujer para ser violada?  ¿Cuándo van a ser los medios lo suficientemente responsables y van a dejar de participar en esta barbarie? 


Puño en Alto

🔴 NOTA: Este artículo está publicado en 👉🏾 La Voz de la República


8 de noviembre de 2021

PABLO, SÉ FUERTE


En el partido popular hemos visto con estupor como algunos o muchos elementos alcanzan cuotas de poder y de decisión impensables que a la postre han resultado ser de muy baja consideración ética y moral cuando menos, porque en lo de utilizar las instituciones a su antojo y beneficio personal sin olvidar lo delictivo también han entrado con soltura.

Huelga caer en la tentación de tirar de la ya larga lista de nombres de prohombres y promujeres del PP con cargo muy relevantes y ostentando altas responsabilidades cuyos actos y actividades dentro de la política nos han causado indignación, vergüenza ajena y, sobre todo, desazón.

Nada de lo ocurrido en el seno del PP nos cura de espanto y, sin embargo, sentimos aún incredulidad que un personaje como, Isabel Díaz Ayuso, haya llegado a presidenta de una comunidad como Madrid. Alguien que hace gala de un cinismo proverbial, de una insensibilidad social que espanta, de un escaso conocimiento, de utilizar el insulto como argumento. Alguien que utiliza la política como si estuviera en un reality show de medio pelo y que se precia en competir con la extrema derecha en la radicalidad de sus propuestas populistas, xenófobas y hasta homófobas.

Nadie quiere imaginar que una versión muy cañí de Trump o de Bolsonaro de la mano de un peligroso elemento, con no menos escrúpulos que su aventajada pupila y rabioso en pasar factura dentro y fuera de su formación política, lleguen a la Moncloa.

No es menor la guerra intestina que se está librando en el seno del PP. En esta lucha lo que menos preocupa es quien gane o pierda dentro del PP, porque perder perderán todos los madrileños y, por ende, llegado el caso, todos los españoles.

Algunos medios dicen que hay puesta en marcha una llamada ”operación crema”, semejante a la que sirvió para quitar del panorama político a la antecesora en el cargo de presidenta de la comunidad madrileña. Sabiendo lo ducho que está el PP en eso de desatar campaña de desprestigio, esperemos que esta vez no escatimen esfuerzos  confesables y no tan confesables por el bien común y la salud mental de todos.

Nadie podría dormir tranquilo sabiendo que IDA torciera el brazo al presidente de su partido y se hiciera también con la presidencia regional de su partido como antesala de su asalto definitivo hacia la Moncloa.

Es por ello, que aun tapándonos la nariz y desde el abismo ideológico, era inimaginable estar en la tesitura de dar las gracias públicamente a quien está poniendo toda carne política y personal en el asador para impedir que la ínclita Díaz Ayuso crezca políticamente en el PP. Parafraseando al aún desconocido para la justicia de este país M. Rajoy le decimos “Pablo aguanta. Sé fuerte, solo tú sabes a lo que estás jugando.”

Se entienda la ironía o no, no pocos están viendo con cierto pánico lo que está ocurriendo en el PP de Madrid.


Puño en Alto

🔴 NOTA: Este artículo está publicado en 👉🏾 Nueva Revolución

3 de noviembre de 2021

ALICIA EN LA SANLÚCAR DEL SANTO RÉGIMEN

En el cuento de Lewis Carroll, Alicia se adentra a través de un sueño en un mundo donde todo es posible y no existen fronteras, un mundo donde el caos, el sinsentido y la corrupción imperan frente a la razón y la honestidad. En la fantasía del autor, se trata de una niña de clase media instruida en las normas sociales de la época victoriana, inteligente, educada y escéptica con respecto a la autoridad.

La no tan niña Alicia de la Sanlúcar del Santo Régimen, mezcla difusa de inutilidad y de sumisión onerosa, se desenvuelve con soltura surrealista en un ambiente no menos caótico y sinsentido en el que la honestidad y la transparencia brillan por su ausencia. Según dicen, vino huyendo de una quema y pronto como ninguna se ha adaptado a este nuevo ambiente, siendo pieza clave del escenario disparatado que hay en el consistorio.

En la Sanlúcar del Santo Régimen hace tiempo que no hay Reina de Corazones, aunque si hay quien actúa como rey, obsesionado igualmente con el tiempo como el conejo blanco del cuento de Carroll tiende a que los plenos municipales duren lo menos posible, y con cortar cabeza dentro y fuera de su formación política a cuantos osen cuestionar sus caprichosas decisiones o su sillón de alcaldía.

Al contrario que la Alicia de Carroll que se enfrentó a las arbitrariedades de la Reina de Corazones, la Alicia local guarda pleitesía al rey de corazones, sobre todo desde enero de 2020 que gracias a una decisión arbitraria pero calculada vio cómo su remuneración, junto a la de un selectivo grupo, se incrementó muy por encima de lo considerado razonable en una ciudad con tantas deficiencias y carencias. Desde entonces, el alcalde goza de la protección de una formidable guardia pretoriana, dentro del consistorio.

La Alicia local destaca de entre ese grupo selecto en el que no resulta difícil identificar parecidos con los personajes que la Alicia de Carrol se encuentra en su aventura. Así, está el que aparece o desaparece a su antojo, está el ocioso empedernido fumador especialista en barras de bares, está el oportunista, el que cuya cabeza solo está para soportar un sombrero, la liebre de marzo y de todos los meses y hasta una traga sables a discreción más propia de cualquier circo de medio pelo, etc., todos invitados a una bacanal sin fin que sufragan todos los vecinos a escote.

En opinión del autor inglés, el viaje a la madurez obviando la búsqueda de la identidad y la capacidad crítica lleva a la corrupción y a la hipocresía, lo cual está muy patente en nuestra Alicia, quedando en un mero esperpento de sí misma.

En el último pleno municipal pudimos comprobar un nuevo episodio del desatino en el que están instalados unos y otros y nuestra referida Alicia dio muestra de su incompetencia surrealista mediante una atropellada y delirante argumentación jurídica sobre el voto de calidad del alcalde y de su costosa sumisión al permitir que este en plan Rey de Corazones zanjara el asunto al mejor estilo feudal.

A pesar de este triste y lamentable dislate, en la Sanlúcar del Santo Régimen todos los días amanece, que no es poco.


Puño en Alto

Última entrada publicada:

CASADO, PROTAGONISTA DE UN AQUELARRE FRANQUISTA

Nada sorprende que el presidente del PP, Pablo Casado, haya participado en uno de los aquelarres franquista acontecido en el pasado fin de s...

Artículos más populares del mes...