29 de abril de 2021

MONARQUÍA, PARAISO FISCAL Y SUBMARINO


 

En medio de un escándalo sin parangón de presuntos delitos económicos financieros que involucran al padre, tíos, hermanas, sobrinos, primos y con un cuñado cumpliendo condena por graves delitos económicos, tarjetas black, cuentas en paraísos fiscales, fundaciones con grandes depósitos sin declarar, comisiones ilegales multimillonarias, etc., el rey se prestó muy displicente a una visita oficial a Andorra. Oh, casualidad que este pequeño país fuera y aún es un cuasi paraíso fiscal, donde han encontrado refugio legal todos aquellos que quieren eludir impuestos gracias a su baja fiscalidad. La visita no pudo ser más inoportuna y levantó no pocos rumores al respecto, a pesar del mensaje que se pretendió enviar a la ciudadanía sobre la implicación de monarquía en la lucha contra la elusión fiscal y de tender la mano hacia la armonización fiscal con esos países que aún en la práctica son paraísos fiscales y refugio de defraudadores y corruptos dilapidadores de fondos públicos. Oh, casualidad.

Ahora, en el afán de llenar la agenda institucional propia a la princesa de Asturias y sucesora del trono de una monarquía que hace aguas por los cuatro costados, hundida en los índices de popularidad y aceptación, han decidido que fuera madrina de la botadura de un submarino. Se trata del primer submarino diseñado íntegramente y construido en España de 80,8 m de eslora, diámetro de 7,3 m y un desplazamiento en inmersión de alrededor de 3.000 toneladas. Tras las pertinentes pruebas de navegación y de inmersión, el buque se entregará a la Armada española. La construcción del buque-submarino supone un hito tecnológico de la industria naval española, ya que consta de las más actuales y moderna tecnología en la materia.

Con esta iniciativa, la monarquía se ha pretendido relacionar con modernidad y actualidad. Del mismo modo, hay quien quiere ver un mensaje inequívoco de la Casa Real. “Tranquilos, esta monarquía es como este submarino construido con el esfuerzo conjunto de todos, navegará en superficie y se sumergirá a bastante profundidad en aguas tumultuosas y llenas de peligros y ataques, pero cuando crean que ya no va a poder a salir a flote, de repente emerge como un ave fénix en todo su esplendor y poderío para seguir navegando para, tras cumplir con su misión, llevar a su tripulación hacia un puerto seguro”.

La ironía es patente. El conjunto de los ciudadanos, la única modernidad que quieren en esta caduca, arcaica y poco democrática forma de estado, por muy parlamentaria que sea, es la que tenga que ver con la transparencia y ejemplaridad en el sentido más amplio de los términos. Una monarquía impuesta por un dictador, y jalonada de no pocos escandalosos y presuntos delitos no puede ni debe ser la máxima representación del país por muy actualizada en la modernidad tecnológica que se pretenda demostrar. Esos miembros de la familia real que gracias a la cuna se le ha regalado una vida fácil, acomodada como a ningún otro español y que a cambio ofrecen nada de ejemplaridad, deben ser despreciados democráticamente y de ahí la necesidad de una consulta-referéndum vinculante de Monarquía o República. Todo lo demás, son postureos y engaña bobos de quienes tienen un miedo feroz a perder sus privilegios obtenidos por el dudoso honor y mérito de haber nacido en el seno de una determinada familia y el temor de los que, gracias a la relación con miembros de la Corona, obtienen crédito social y pingües beneficios crematísticos. 


Puño en Alto

27 de abril de 2021

BALAS O LIBERTAD

 


No es el título de una película de aquellas de los spaghettis western de los años 60 y 70 protagonizada por Clint Eastwood entre otros actores propios del género en las que se resolvía los conflictos a balazos e imperaba la ley del más fuerte, más bien pretende ser la tesitura moral en la que se encuentran los madrileños ante las próximas elecciones autonómicas del 4 de mayo.

Sin caer en un tremendismo, pero sin restarle un ápice de lo que significa en cuanto a deterioro y de anormalidad democrática, lo cierto es que después de las misivas amenazantes con balas incluidas recibidas por Iglesias, Marlaska y la Directora de la Guardia Civil, así como, esa otra dirigida a la ministra de Turismo con una navaja ensangrentada, supone un salto inimaginable en la polarización política y el odio al contrario, sobre todo si determinados partidos políticos no la condenan y la rechazan rotundamente o de manera sibilina cuestionan su autoría enmarcándola en una operación de manipulación.

Inicialmente, la candidata del PP, Díaz Ayuso, pretendió que los madrileños eligieran entre Socialismo o Libertad, posteriormente propuso lo de Comunismo o Libertad ante el anuncio de la candidatura de Pablo Iglesias. Con esta propuesta simplista y maniquea pretendía manipular a los madrileños, en el mismo orden con lo de salud o economía, en cuya trampa han caído no pocos ciudadanos. Este peligroso maniqueísmo, por lo de excluyente, se puede convertir en el germen de intolerancia que puede impregnar cualquier ámbito de la vida y las relaciones personales, de ahí que los madrileños deban elegir entre la intimidación que supone una amenaza y la libertad para expresar sus ideas y exigir solución a sus problemas.

Balas o Libertad, no es una dicotomía impuesta ni una irracional reacción a una amenaza, en realidad es el mensaje que encierra las cartas enviadas y es ese mismo mensaje el que algunos, no solo se niegan a condenar de manera expresa, sino que, al cuestionar la autoría, lo han hecho suyo de forma subrepticia, vanagloriándose de ello.

La preocupación ante esta escalada de fanatismo no puede servir para paralizarnos, sino todo lo contrario, debe servirnos para no bajar la guardia y para aislar a los que se aíslan en su intolerancia, en su incapacidad de reconocer al contrario y a los que utilizan la democracia como herramienta desde donde medrar y poder imponer sus consideraciones y privilegios. 

Los madrileños el 4 de mayo y los españoles en general, llegado el momento, más allá de las ideologías debemos discernir bien entre los que con tal de conservar el poder son capaces de ir de la mano con los que pretenden solucionar los problemas eliminando a los que sufren esos problemas desparramando grandes dosis de odio y crispación, y aquellos que quieren solucionar dichos problemas desde la justicia social, germen de una verdadera libertad en cualquier democracia que se precie de serlo.

La equidistancia y la indiferencia sobre este tipo de problema lo reflejó en su día en un poema el pastor luterano alemán Martin Niemöller que, lamentablemente, sigue hoy vigente:


"Primero vinieron por los socialistas,

y yo no dije nada, porque yo no era socialista.

Luego vinieron por los sindicalistas,

y yo no dije nada, porque yo no era sindicalista.

Luego vinieron por los judíos,

y yo no dije nada, porque yo no era judío.

Luego vinieron por mí,

y no quedó nadie para hablar por mí".



Puño en Alto

25 de abril de 2021

JAJAJAJAJAJAJAJA…...

 


La sonora carcajada de incredulidad e hilaridad ha recorrido como una ola toda la ciudad, aún el eco de la misma suena desde esa alejada barriada abandonada a su suerte hasta esa otro residencial que sufre como pocos la pestilencia de una gestión política.

Cuando se tiene comprado un medio de comunicación, hasta el límite de ser la única razón de su subsistencia económica, puede pasar, y de hecho pasa, que en el intento de contentar y agradar a su sustentador económico cometa excesos que lejos de su objetivo del ensalzar su figura política ocasione toda clase de chistes, chascarrillos y mofas al respecto, cayendo en un ridículo no contemplado.

Eso de que el alcalde de la Sanlúcar del Santo Régimen impulsa la renovación de su partido a nivel andaluz no solo suena, sino que está sirviendo de cachondeo en todos los corrillos y mentideros de la ciudad, pero más allá del choteo, aunque sea de manera somera, merece un pequeño análisis.


El alcalde y la virreina del Santo Régimen local y provincial, respectivamente, fueron acérrimos defensores de la llamada Sultana. Deben recordar el autobús que desde la localidad fue a Madrid en su apoyo y contra los pedristas. Todos muy contentos y alborozados profiriendo cánticos a favor de la Sultana y contra los sanchistas. Ahora, caída en desgracia aquella, la apuñalan por la espalda subiéndose a ese carro de una supuesta renovación de su partido en Andalucía que pretende abanderar ese otro alcalde espadachín capitalino, que nada más es quítate tú porque Pedro quiere que sea yo. Igualmente hay que recordar que la virreina provincial junto al alcalde, su mano derecha en aquellos tiempos, ya en su día traicionó a un familiar para llegar a la alcaldía.

Entre lágrimas en los ojos de la risa, los sanluqueños se preguntan qué renovación impulsará un alcalde cuyo nivel político deja mucho que desear, siendo más conocido por sus recurrentes churretes que por sus logros en su gestión municipal, capaz de abrazar al diablo con tal de conservar su sillón. También no son pocos los que piensan que, si la renovación o regeneración de su partido tiene que venir de mano del alcalde de los churretes que Dios, de existir, los coja renovados.


El alcalde y la virreina provincial llevan con cargos institucionales más de 14 años, han hecho de la política su exclusivo modus vivendi y cabe preguntarse qué renovación van a abanderar o impulsar si en ellos poco cabe más que clientelismo y compra de voluntades.

El susodicho alcalde de la Sanlúcar del Santo Régimen nunca antes había mostrado interés por la política de partido fuera de los límites de la ciudad, y hay quien lo interpreta que llevado por el miedo a no renovar en las próximas elecciones municipales la alcaldía y, por ende, su único sustento económico, dado el desastre de su gestión municipal, está preparándose una alternativa sumándose a una oportunista operación renovadora de su partido, de la misma manera que hizo en su día la virreina provincial.


Por último, me tomo la licencia de terminar con el siguiente ripio: El renovador que renueve lo que se tiene que renovar, buen renovador será. Pero el renovador que no viene renovado, tan solo risas y carcajadas levantará. 


Puño en Alto


22 de abril de 2021

UNA PIEDRA SERIA MEJOR

 


Unidas Podemos de Pablo Iglesias en un video de campaña afirma que el PP si presentara una piedra como candidata a la Comunidad de Madrid también ganaría las elecciones, pero como necesita que se presente alguien que defienda los intereses de unos pocos y que no debata, presenta de nuevo a Díaz Ayuso.

En la Sanlúcar del Santo Régimen, el PSOE si presentara una piedra como candidato a alcalde, ganaría igual, pero al igual que el PP de Madrid, no presenta una piedra porque necesita que alguien se preste a defender los intereses de unos pocos, que fomente el clientelismo, practique el capitalismo de amiguetes, la compra de voluntades, la búsqueda inmediata del rédito político en todo momento, la falta de transparencia, la utilización de medios públicos en beneficio propio y, por supuesto, haga alarde de insensibilidad social, así como, que rehúya del debate como gato del agua hirviendo, como ocurrió en el pleno sobre el estado de la ciudad.

El paralelismo entre este alcalde de la Sanlúcar del Santo Régimen y Díaz Ayuso es cada vez más evidente, no olvidemos que al igual que la candidata del PP hizo con el Hospital Zendal,  el alcalde inauguró el centro de enfermos de Alzheimer sin contratar la dotación de personal necesaria para prestar el servicio que los enfermos y los familiares merecen, sino también supuestamente procediendo al traslado de trabajadores/as que actualmente prestan sus servicios en la residencia de ancianos al nuevo centro y sin haber procedido a gestionar con la Junta de Andalucía el concierto de las plazas de dicho centro que están sin ocupar, habiendo suficiente demanda para ello.

Como ya se ha reflejado con anterioridad desde esta humilde tribuna, ambos buscan la confrontación política con otras administraciones, sobre todo para eludir su responsabilidad, su ineptitud e incompetencia, y su irrefrenable tendencia a criminalizar al opositor político, empleándose duro e implacable con los débiles y dóciles y sumisos con los poderosos.

Por otra parte, tanto Ayuso como este alcalde se rodean de un coro de paniguados, estómagos agradecidos e ineptos holgazanes que los jalean y alaban en todo momento. Ambos utilizan su partido no como herramienta política para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos, sino como herramienta eficaz que procure su sustento económico personal que de otro modo no obtendrían y ambos buscaran, de necesitarlo, apoyo en el extremo centro o en la extrema indecencia.

Cuando alguien recibe una recompensa o algo de menor valor de lo esperado se suele decir a modo de consuelo que menos da una piedra. En ambos casos, no pocos ciudadanos desearían como mal menor que una piedra estuviese al frente de las instituciones que determinan en gran parte sus condiciones de vida, porque de una piedra poco se puede esperar y nada te puede quitar, pero de los susodichos se sabe lo que se puede esperar y todo lo que pueden quitar. 

POR ELLO, EN AMBOS CASOS, UNA PIEDRA SERÍA MEJOR.


Puño en Alto

19 de abril de 2021

CREE EL LADRÓN O LADRONA QUE TODOS SON DE SU CONDICIÓN



La presidenta de la Diputación fue en su día en calidad de alcaldesa precursora de la Sanlúcar del Santo Régimen, por eso, a nadie le debe extrañar que tienda a establecer desde esa institución pública un régimen homologable en la provincia.

Para ser alcaldesa recurrió al apoyo de un partido local-chiringuito y para ser presidenta de la Diputación no dudó en apoyarse en otro partido local-chiringuito.

Para ser secretaria provincial de su partido, como paso previo a asegurarse la presidencia de la Diputación, utilizó a modo de agencia de colocación a dos entes (MMBG y GDR-CN) que posteriormente terminaron por ser disueltos después de acumular millonarias deudas. En ambos entes fueron contratados como técnicos algunos miembros de su partido que no consiguieron renovar su elección como concejal y de esa manera asegurarse la adhesión de los mismos a su causa de conseguir la presidencia de la institución provincial. Al frente del GDR-CN colocó como gerente a una prima de su jefe de gabinete de alcaldía sin cualificación profesional ni experiencia. Su gestión fue un fiasco ya que no presentó ni un solo proyecto. El jefe de gabinete tuvo que dimitir cuando se destapó el caso, y el GDR-CN se tuvo que disolver.

La compra de voluntades dentro de la corporación local lo hizo en su periplo como alcaldesa, lo llevó a cabo para ser secretaria general de su partido y ha pensado que nada ni nadie va impedir que lo haga desde la presidencia de la Diputación.

En su primer mandato al frente de la Diputación dio cobertura como personal de confianza en el área de economía y generoso sueldo a quien, siendo ella alcaldesa, tuvo que dimitir porque su empresa fue adjudicataria de un contrato para las escuelas de verano. Nada importó para su adjudicación que fuera incompatible estar contratado como personal de confianza y obtener un contrato de un servicio con el Ayuntamiento. Cuando se denunció el caso, la excusa dada para anular el contrato fue que se había producido una incompatibilidad imprevista desconocida por las partes, que aún se recuerda en la ciudad con incredulidad y sonrojo.

Con este curriculum de utilizar los recursos públicos en provecho propio a quién le puede extrañar que mantengan en la Diputación un batallón de contratados como personal de confianza con el único objeto de dar cobertura salarial para que se dediquen a sus cosas. Entre ellas no se encuentra de dar cobertura técnica en los asuntos de Diputación y si la de ejercer la oposición con dedicación plena tanto si ostentan la condición o no de concejales en sus municipios de origen y de ahí que ni siquiera aparezcan por la corporación provincial y la de apoyarla en su reelección como secretaria provincial.

Resulta que el actual alcalde de Sanlúcar del Santo Régimen, en su día mano derecha y tan derecha de la presidenta, que colaboró estrechamente en la conformación del régimen imperante en la ciudad y que ahora lo mantiene denodadamente con la anuencia de la presidenta ya que es concejal de esta corporación local, llevó a los tribunales de justicia a IU por considerar que el funcionario de empleo que le correspondía no trabajaba en las funciones propias de secretario del grupo municipal y que no apareció nunca por el Ayuntamiento, salvo el día de la firma de su contrato, considerando que se estaba utilizando los recursos económico del ayuntamiento para asuntos de partido y no en provecho de la ciudad. Algo que IU pudo demostrar fehacientemente que no era cierto y, por ello, la denuncia fue desistida.

El tiempo pone a cada cuál en su sitio, ahora es la presidenta quien esta señalada por el uso perverso de los recursos económicos de la Diputación y el alcalde mira para otro sitio. Y es que el ladrón, o ladrona para cumplir con la igualdad de género, cree que todos son de su condición.

 

Puño en Alto

15 de abril de 2021

TRÁNSFUGAS, BENEFICIARIOS Y CONSENTIDORES



El tiempo pasa y a unos y a otros, por distintos razones y motivos, parece no importarle los casos de transfuguismo en esta Sanlúcar del Santo Régimen. Que se cronifique estos casos de transfuguismo local no va a hacer desaparecer sus consecuencias, en cuanto al secuestro de la voluntad popular expresada en las urnas y, por ende, a la perversión de la democracia.

De los tránsfugas poco queda decir. Por una parte, está el muy más patriota de la extrema indecencia y de la extrema caradura, que cada vez que puede saca pecho de haber podido consensuar los presupuestos municipales con el gobierno local, ante el silencio cómplice de este. Por otra, el autoproclamado representante de la izquierda divina, refugiado en unas cómodas trincheras virtuales sin presión ni exigencias, desde donde vierte bilis, no contra sus enemigos políticos naturales, si no contra aquellos que, con su coherencia y trabajo, día sí y día también, ponen en evidencia sus carencias políticas, su falta de conocimiento, su nulo compromiso y su escasa dedicación y trabajo en la supuesta lucha que manifiesta mantener. 

Ambos han comprendido que mantener vivos sus nuevos chiringuitos políticos pasa por parasitar las formaciones por las que consiguieron ser elegidos concejales y que reniegan de ellas sin soltar el acta de concejal para seguir disfrutando de las asignaciones económicas y del funcionario de empleo que tienen adscritos, poniéndose por montera la dignidad política, si la tuvieren, así como, pasándose por el arco del triunfo la voluntad popular y la democracia.

Los beneficiarios de estos casos de transfuguismo son aquellos que, estando poco convencidos de que su gestión municipal sea suficiente para revalidarle en el gobierno, miman a los tránsfugas hasta lo escatológico con el convencimiento de que les beneficia que un mayor número de formaciones políticas a su derecha e izquierda compitan en las próximas elecciones municipales. Cuando permanecer en el gobierno supone conservar el único sustento personal y familiar de sus componentes o se patrimonializa estar en el poder local, se puede caer en la tentación, no solo de justificar cualquier cosa, si no de fomentar actitudes políticamente muy reprobables.

De seguir la situación, en las venideras elecciones municipales de 2023 nadie tendrá la tentación de recurrir a la subvención de la creación artificial de una nueva formación política, que a la postre solo busca dividir el electorado, beneficiando al partido en el gobierno, tal como ocurrió en 2019.

En este triste, lamentable y absolutamente reprobable sainete político, desbordante de podredumbre moral, no debemos olvidar a los consentidores. Son aquellos, que consienten, no por ser beneficiarios, todo lo contrario. Son las formaciones políticas de origen de los tránsfugas que han visto como han quedado sin la representación en el pleno municipal que les otorgaron las urnas en 2019 y que no están haciendo nada para restablecer la voluntad popular, salvo lamerse las heridas.

Esta incomprensible actitud les hace cómplices sin dejar de ser víctimas, algo que está desatando no pocos rumores al respecto. No deberían olvidar que son responsables de haber albergado a personas de tan baja dignidad política, ética y moral y si nada hacen por evitar que se cronifique u olvide estos casos de transfuguismo, poco favor se hacen, poco favor le hacen a aquel electorado que creyeron en ellos y, menos aún, a construir una sociedad donde personajes de tal calaña no puedan obtener representación institucional alguna.

En definitiva, todo ello supone un fraude democrático cuyos actores, por acción u omisión, son responsables del cada vez más descreimiento de la política por parte de la sociedad. 

Los intereses creados son aquellas ventajas, comúnmente no legítimas, que gozan varios individuos, en virtud de las cuales se establece entre ellos cierta solidaridad circunstancial. Al menos en los casos de trasfuguismo de esta Sanlúcar del Santo Régimen, es meridiano cuales son los intereses creados.


Puño en Alto


12 de abril de 2021

PARADOJAS EN LA POLÍTICA


 

En cualquier orden de la vida se dan situaciones opuestas que resultan contradictorias, que sin embargo pueden estar encerrando una verdad oculta. Es lo que se llama paradoja, esto es, idea, hecho o proposición que contradice la lógica o infringe el sentido común, que no hay que confundir con los sofismas, que son razonamientos válidos solo en apariencia.

La política no está exenta de paradojas ni escapa a sus momentos o situaciones paradójicas. Algo de esto está pasando con motivo de las próximas elecciones a la Comunidad de Madrid. Que el PP y PSOE aspiran a ganar las elecciones y poder gobernar la Comunidad madrileña, no se pone en duda, sin embargo, las consecuencias de darse estas posibilidades para ambos partidos sí que pueden ponerlo en duda, suponiendo una situación paradójica para ambas formaciones políticas, cuanto menos.

Si la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, ganase las elecciones con mayoría absoluta la encumbraría de manera definitiva como solvente lideresa del PP y pondría en entredicho el liderazgo de Pablo Casado, si este en unas hipotéticas elecciones generales, adelantadas o no, volviese a perder. Si Ayuso ganase las elecciones, pero necesitando a Vox para gobernar, ya que Cs es posible que no obtenga representación tal como predicen todas las encuestas, y el partido ultra exige la entrada en el gobierno a cambio de su apoyo, el viraje a la centralidad de Casado quedaría cuestionado, elemento esencial por el que pasa su posibilidad de llegar a la presidencia del gobierno. Por ello, poco debe gustar a Casado que Ayuso, obviando a los candidatos rivales, centre su campaña contra Sánchez.

Por su parte, el candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, solo podría gobernar, también según todas las encuestas, teniendo que contar con la participación de Más Madrid de Errejón y Unidas Podemos de Pablo Iglesias, lo que supondría que este último saldría reforzado para las elecciones generales, se adelanten o no, y Pablo Casado podría seguir en su teórica deriva centrista tranquilamente al no verse presionado ya por Díaz Ayuso. Ambos casos, le pondría nada fácil revalidar la presidencia a Sánchez en las mismas condiciones que la tiene en la actualidad. Que el presidente del gobierno junto a su gurú, Iván Redondo, haya decidido mantener a Gabilondo, cuestionado dentro del partido por su aparente y desesperante tancredismo, como candidato, es muy significativo.

Estas razones pueden hacer que paradójicamente tanto Pedro Sánchez como Pablo Casado no deseen que sus candidatos ganen las elecciones autonómicas a la Comunidad de Madrid, no porque no las consideren importantes, sino por las posibles consecuencias para sus respectivas pretensiones, uno de revalidar la presidencia del gobierno, llegado el caso, y otro, para no ver cuestionado su liderazgo y truncado su carrera política de forma prematura. 

No parece lógico ni de sentido común estas actitudes de desear que gane las elecciones su rival político, pero las posibles consecuencias descritas anteriormente dan verosimilitud y de ahí la naturaleza de la paradoja. En definitiva, el mejor aliado para Sánchez es un gobierno de Ayuso con Vox y para Casado, un gobierno PSOE con Más Madrid y Unidas Podemos.

Si estos razonamientos no fueran válidos, en modo alguno, contradicen las consecuencias de los hechos descritos, lo que nos metería de cabeza en el terreno del sofisma. Pero si más allá de las apariencias, las premisas fueran ciertas, estaríamos hablando de las paradojas en las que están quienes confunden los intereses políticos con sus intereses particulares y son capaces de traicionar a los votantes, militantes de sus partidos para conseguir su único y primordial fin, esto es, ellos mismos.



Puño en Alto

9 de abril de 2021

NASDROVIA, TOVARICH




 

Pasar de la falsa dicotomía “socialismo o libertad” a pretender negociar de tapadillo la venta de una vacuna con los herederos del bolchevismo ruso, pasando por la no menos entelequia “comunismo o libertad”, solo se puede entender si alguien se ha pasado de manera incontrolada con el consumo de alguna bebida espirituosa y no precisamente con la llamada Feé Verte o el Cocoroco, que tienen efectos creativos y en lo anterior no hay nada de creatividad.

Proponer la supuesta dicotomía “socialismo o libertad” o en su posterior versión “comunismo o libertad” como la elección que deben hacer los ciudadanos madrileños en las próximas elecciones autonómicas es fruto de una considerable indocumentación, que no está exenta de insensatez y estulticia.

Socialismo es la doctrina política y económica que propugna la propiedad y la administración de los medios de producción por parte de las clases trabajadoras con el fin de lograr una organización de la sociedad en la cual exista una igualdad política, social y económica de todas las personas. ¿Qué es socialismo, entonces, si no libertad para la mayoría social y clase trabajadora? Por lo que, quien apela a esta falsa dicotomía, o es presa de una profunda indocumentación o pretende tomar a esa mayoría social y trabajadora por tontos fácilmente manipulables, o ambas cosas a la vez.

La candidata popular a la Comunidad Madrileña que aboga por un nacionalismo madrileño absolutamente homologable en lo negativo al nacionalismo catalán, ahora pretende homologarse con países como Hungría que ha aprobado la vacuna rusa al margen de la Agencia Europea de Medicamentos (AEM). Hay que recordar que Hungría tiene un gobierno ultranacionalista, muy díscolo, crítico con la Unión Europea y con la ideología liberal.  Del mismo modo, pretende homologarse con aquellos otros países de la América latina que tanto denosta y que siempre pretende descalificar llamándolo eje bolivariano (Venezuela, Bolivia, entre otros) que también han comprado la vacuna rusa. 

No muy bien le debe ir a la candidata del PP en la campaña, a pesar de lo que dicen las encuestas, si ha tenido que recurrir a un golpe de efecto de este calibre. Y ahora como le ha salido el tiro por la culata pretende justificarlo por su preocupación de proteger cuanto antes a los madrileños y, por ende, su economía. Hecho que no se casa con la realidad cuando durante las vacaciones de semana santa ha reducido de forma considerable la vacunación y no por falta de vacunas, precisamente.

Que el asesor de la candidata es aficionado a la ingesta de bebidas espirituosas es bien sabido, de hecho, en cierta ocasión ocasionó un mayúsculo accidente de tráfico, dando positivo en el test de alcohol, reconociendo él mismo que se había bebido todo. Si este siniestro personaje ha sido quien ha asesorado a la candidata que iniciara negociaciones con Rusia para la posible compra de las vacunas Sputnik V, vacunas que aún no han sido aprobadas por la AEM, se ha pasado cuanto menos de frenada.

Si este mismo asesoró para que la candidata dijera aquella barbaridad, demostrando su supina ignorancia, de que la D y 19 de la Covid 19 significaba Diciembre de 2019 porque el virus estaba ya entre nosotros desde esa fecha, deseosos estamos de saber qué significado da a la V de las vacunas Sputnik V. Con la insensatez, indocumentación y la estulticia que profesa, no hace falta ningún alarde creativo.

Por ello, solo nos queda decirle, ¡¡nasdrovia, tovarich!! Si bebes no conduzcas, ni tampoco asesores.


Puño en Alto

6 de abril de 2021

LA IGLESIA SACA BENEFICIO DE SU SILENCIO

 


El llamado gobierno progresista ha conseguido la aprobación de la ley que regula la eutanasia con los votos en contra de la derecha (PP, UPN y Vox) que intencionadamente confunden el derecho a una muerte digna con una obligación. 

PSOE y UP han sacado adelante esta ley, ampliamente respaldada por la sociedad española, un triunfo y un paso más en una sociedad avanzada, puesto que era una tarea pendiente que nuestra legislación tenía.

La respuesta de la derecha y ultraderecha ha sido la habitual, esto es, oponerse a toda ampliación de derechos, pero después son los primeros en acogerse a estos derechos, como ocurrió con el divorcio, el aborto o el matrimonio homosexual. El argumento dado por esta derecha montaraz y retrograda de que si se aprobara una ley de cuidados paliativos no haría falta la eutanasia, se cae por su propio peso, cuando sabemos que ha sido precisamente la derecha la que ha llevado a cabo sistemáticamente un gran recorte en la sanidad, empeorando el acceso a los tratamientos por aquellas personas enfermas y haciendo que su atención esté cada vez más descuidada cuando no abandonados a su suerte y sufrimiento.

Pero si bien esta actitud de la derecha no sorprende, lo que verdaderamente ha sorprendido ha sido la actitud de la Iglesia Católica, que no ha sido tan beligerante como en las tramitaciones de las normas que regulan los derechos anteriormente citados. Los posibles motivos de este aparente cambio de actitud, al menos, merece una mínima reflexión.

La orden, aunque negada y sí probada documentalmente, que se dio por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, para que no se trasladaran a aquellos ancianos residentes en residencias enfermos de COVID a hospitales en caso de necesitarlo, sobre todo si no disfrutaban de seguros médicos privados, dejándolos morir abandonados en sus camas, prueba el cinismo e hipocresía de la derecha. Pero el silencio de la Conferencia Episcopal ante esta atrocidad fue muy llamativo y aunque desde diversos medios se le pidió que intercediera, esta Iglesia tan defensora de la vida, por encima de cualquier cosa, no salió en ningún momento a denunciar o tan siquiera a mostrar su desacuerdo con dicha decisión, guardó un absoluto mutismo al respecto. 

Poco más tarde, se supo que Ayuso aprobó con un millonario contrato -fijado en cuatro años, aunque podría prorrogarse- con la Provincia Eclesiástica de Madrid, donde se destinó un millón de euros para que hubiera suficientes curas en los hospitales, mientras la Sanidad se encontraba al borde cuando no colapsada del todo, por la gran falta de personal y material sanitarios que se necesitaba (y se sigue necesitando), ocasionando esto que numerosos pacientes hayan fallecidos por no haber sido debidamente atendidos. A lo mejor, estos hechos y los casos de obispos y curas que se han saltado el turno de vacunación, pueden justificar el silencio aquel y la actitud contemplativa de la Conferencia Episcopal ante la ley de la eutanasia porque los palos le podían haber caído por todos los lados.

El acuerdo de gobierno firmado por PSOE y Unidas Podemos establecía llevar a cabo modificaciones legislativas para poder facilitar la recuperación de los bienes inmatriculados indebidamente por la Iglesia que ha posibilitado el saqueo y expolio de numerosos bienes y propiedades.

El PSOE, incumpliendo su acuerdo con UP, ha vaciado de contenido el acuerdo. En primer lugar, porque ha limitado sus efectos a las inmatriculaciones realizadas entre 1998 hasta 2015, algo que como era de esperar ha levantado la denuncia de numerosas organizaciones laicistas. En segundo lugar, porque no se han aprobados normas que anulen los actos jurídicos ejecutados con el único objeto de apropiarse de bienes que deben ser titularidad del patrimonio público, histórico, social o colectivo, como se exigía desde UP. Los afectados por las inmatriculaciones irregulares tienen que acudir a la justicia ordinaria para poder recuperar sus patrimonios. En ambos casos, la Iglesia Católica sale beneficiada.

No sabemos si la actitud  del PSOE ante las abusivas inmatriculaciones de la Iglesia y el gran silencio de la Iglesia respecto a la Ley de Eutanasia, es fruto de un acuerdo entre ambos, aunque sea de forma tácita. 

También es cierto que la Iglesia Católica española ha encontrado un actor político (Vox) que sin complejos y con vehemencia talibana defienden los mismos postulados, lo que ahorra a la vetusta Conferencia Episcopal el desgaste social en estos momentos, pero sí se beneficia de los resultados, si los hubiere.

¿Silencios a cambio de beneficios? En política, como en otros ordenes de la vida, las casualidades no existen. 


Puño en Alto

5 de abril de 2021

UNA DESAFORTUNADA INICIATIVA


 

El Ayuntamiento de la Sanlúcar del Santo Régimen, a través de las Delegaciones de Educación e Igualdad han elaborado una moqueta para repartir por los centros de Educación Infantil en el marco del proyecto denominado “Igualadxs”, cuyo objetivo es promover los valores de igualdad entre hombres y mujeres con motivo del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, aunque muy a toro pasado.

Esta loable iniciativa queda absolutamente en entredicho y desacreditada cuando se observa en el diseño que se ha utilizado el estereotipo más sexista de la mujer para un fin en el que se pretende inculcar igualdad. El diseño de la moqueta recoge una figura de mujer con tacones y labios pintados. Esta es la imagen de mujer que las delegadas de educación e Igualdad pretenden promover en los centros de educación infantil. No han podido estar más desacertadas en la elección y no menos desacertada la creadora del diseño. Tres mujeres, tres son las que han caído en la imagen más estereotipada de la mujer. Una con la responsabilidad de Educación, otra con la de Igualdad y la última, la autora del diseño, que encima manifiesta que siempre se va a prestar a trabajar por la igualdad. Pues, así mejor que no.

Los medios de comunicación producen desigualdad de género mediante la construcción de un entorno simbólico dañino. A través del discurso mediático, compuesto de roles y estereotipos, la imagen de la mujer es gestionada, transmitiendo inferioridad respecto al hombre. Ya tenemos suficiente con la imagen que estos medios de comunicación ofrecen de la mujer para que encima desde la institución municipal se ofrezca a los niños y niñas esa imagen de mujer con tacones y labios pintados. 

Las Administraciones Públicas deben velar con especial atención a la erradicación de conductas favorecedoras de situaciones de desigualdad de las mujeres en todos los medios de comunicación social, de acuerdo con la legislación vigente y no se entiende, en este caso, que se haya caído en un error de bulto al respecto. Su labor puede y debe contribuir a generar un marco justo de representaciones en las que no exista una única forma de ser mujer, donde todas las mujeres en su amplia diversidad sean visibles, en las que no se cosifique a mujeres y niñas, ni sus identidades sean sexualizadas, donde se representen igualmente diferentes formas de masculinidad, entre otros aspectos. La propia Unesco, aun reconociendo ciertos avances en temas de igualdad de género, se ha mostrado preocupada porque considera que aún se mantiene una imagen estereotipada de la mujer en los medios de comunicación.

Para mayor despropósito y paradoja del mayúsculo error es que, a buen seguro, la encargada de repartir esas moquetas por los colegios será esa empresa municipal en la que la desigualdad de género en condiciones de trabajo, contrato y salario es patente, donde las mujeres solo ocupan puestos de limpiadoras y tienen un contrato inferior en horas y salarios y en la que el miedo y las represalias es la praxis diaria en su gestión.

Lo adecuado sería que las citadas delegadas abochornadas pidieran disculpas, porque lo de dimitir, ya sabemos que ni con agua caliente ni lejía, así como, se retirase la iniciativa de repartir estas demenciales moquetas por los colegios, pero en esta ciudad del Santo Régimen, esto no ocurrirá.


Puño en Alto


1 de abril de 2021

UNA VISITA REAL NADA APROPIADA

 


Andorra, se quiera reconocer o no, sigue siendo lo más parecido a un paraíso fiscal desde donde se hace una competencia muy desleal gracias a su laxa fiscalidad y la que ha servido para que corruptos de todo pelaje pongan a buen recaudo los fondos obtenidos ilegalmente lejos de la lupa tributaria de nuestro país o que personajes insolidarios fijen allí su residencia para pagar menos impuestos. 

Andorra es un país al que solo se puede llegar para vivir si tienes mucho dinero o con un contrato de trabajo y cuando finaliza este, debes abandonar inmediatamente el país, y en el que para poder trabajar debes pasar un reconocimiento médico previo.

Hay que recordar que es en ese país donde la familia Puyol, entre otros conocidos y afamados corruptos, llevaban los dineros de sus mordidas en bolsas de basuras con toda impunidad, para que desde allí se derivasen a otros paraísos fiscales más exóticos y más herméticos aún.

Hay que, igualmente, recordar que ese país sirvió para que notables personajes de la farándula y conocidos deportistas fijaran su residencia para librarse de la fiscalidad española, mientras eran agasajados y homenajeados como insignes representantes de la imagen de nuestra cultura y deporte.

Hay que recordar también como recientemente, un buen número de jóvenes youtubers y streamers españoles con ingresos multimillonarios han fijado también allí su residencia habitual, para igualmente, acogerse a la escasa fiscalidad andorrana y no tributar en nuestro país. Algo que ahora será muy legal pero insolidario y reprobable a todas luces.

No sabemos a quién se le habrá ocurrido la feliz idea de que los aún Reyes de España visiten El Principado de Andorra, ese minúsculo país pirenaico desde donde con toda permisividad se ha dañado tanto a nuestra economía y en el que se ha dado refugio a tanto delincuentes como a insolidarios y, por ende, se ha dañado nuestra imagen como país.

Tampoco se puede entender que el aún Jefe del Estado haya aceptado sin más esa visita, salvo que se desee mandar un mensaje subliminal a la ciudadanía para quitar hierro a determinados acontecimientos que implican a su progenitor como a otros componentes de su poca ejemplar familia y que se utilice como efecto llamada a nuevos insolidarios. 

La monarquía hace aguas por méritos propios y encima no es capaz de vislumbrar las consecuencias de sus actividades institucionales y se muestra con tanto descreimiento como para no entender que esta visita va a servir para que más insolidarios piensen en Andorra como su lugar, no para vivir, sino para la elusión de impuestos.

Si se pretende integrar a ese país en la economía europea y mundial homogeneizando su sistema tributario a los países de su entorno, no es la mejor forma blanqueando su sistema tributario basado más que nada en el dumping fiscal, y la visita real es lo que ha hecho.

Hay quienes, no entendiendo los motivos de la visita, se atreven a conjeturar, que a los mejor es que los monarcas han ido para conocer más de cerca los entresijos de la evasión o elusión fiscal a modo de culturilla general, hay información que nunca ocupa lugar y esta es una de ellas.

Habrá sitios y lugares que visitar mostrando algo de sensibilidad social donde contrarrestar algo el manifiesto declive de la monarquía, como por ejemplo la castigada Cañada Real Galiana, pero no, deciden visitar a un país que ha sido paraíso fiscal y aún es paraíso para la elusión fiscal, tan de moda últimamente.

Premio al rey, premio a la reina, premio a sus asesores y premio al gobierno progresista, si algo han tenido que ver en la elección. Ávidos estamos por conocer los nuevos destinos de viajes oficiales recogidos en la agenda real.

Panamá, Bahréin, Barbados, Corea del Sur, Emiratos Árabes Unidos, Granada, Guam, Islas Marshall, Macao, Mongolia, Namibia, Palau, Santa Lucía, Samoa, Samoa Americana, Trinidad y Tobago, y Túnez o, tal vez, Albania, Armenia, Aruba, Belice, Bermuda, Bosnia y Herzegovina, Botsuana, Cabo Verde, Islas Caimán, Islas Cook, Curazao, Islas Feroe, Fiyi, Macedonia, Groenlandia, Guernsey, Hong Kong, Isla de Man, Jamaica, Jersey, Jordania, Liechtenstein, Malasia y Labuan, Maldivas, Mauricio, Montenegro, Marruecos, Nauru, Nueva Caledonia, Niue, Perú, Omán, Qatar, San Vicente y las Granadinas, San Marino, Seychelles, Suiza, Serbia, Suazilandia, Taiwán, Tailandia, Turquía, Uruguay y Vanuatu. 


Puño en Alto

Última entrada publicada:

12 OCTUBRE O LA HOGUERA DE LAS VANIDADES

La Hoguera de las Vanidades es el título de la novela de Tom Wolfe en la que trata de explicar hasta qué punto el dinero y la fama resultan...

Artículos más populares del mes...