2 de febrero de 2021

MÁS QUE UN COMUNICADO ES UNA SENTENCIA

 


Si decíamos que el culebrón continua, no exagerábamos un ápice, porque los acontecimientos y los pronunciamientos acerca del pretendido asalta cielos y ahora tránsfuga se suceden y con curiosas consideraciones.

Desde los rayos oscuros de esa Luna de Valencia se manifiesta que la decisión de que el tránsfuga mantenga el acta de concejal es una decisión de una supuesta asamblea. Esta afirmación tiene importantes derivadas.

Por una parte, ya no se niega que sea un tránsfuga, algo que se estaba negando por activa y pasiva. Por otra, se dice que dicha decisión no ha sido tomada de manera personal por el concejal, lo que implica que el concejal querría renunciar a su acta de concejal y la Asamblea le obliga a mantenerla. De ser cierto esto, significaría, en el mejor de los casos, que el concejal tránsfuga ha antepuesto los intereses partidistas, políticos y hasta estratégicos de su nueva formación política por encima de sus propias convicciones éticas y morales. Esto es, que la organización está utilizando al concejal tránsfuga y este lo permite como un títere al servicio de sus intereses. Lo que contradice meridianamente lo que se manifestaba hace poco desde esos mismos rayos lunáticos respecto a las intenciones de sus excompañeros morados y cito textualmente “pretender cambiar un concejal íntegro por un pelele al servicio de la politiquería”, algo que calificaba como una afrenta a la inteligencia política. Por tanto, quieren mantener a un pelele para evitar que pongan a otro pelele en su lugar. No sé si el tránsfuga llegará a captar el alcance de todo esto, pero lo cierto es que con amigos, compañeros y conmilitones así, no hace falta enemigos. Flaco favor le han hecho.

Esta dentro de las elucubraciones, pero no es descabellado del todo pensar, que lo que ha ocurrido no es más que el tránsfuga estaba viendo que se estaba comiendo él solito el marrón y pidió amparo a esa supuesta asamblea y ésta, creyendo que extendiendo la responsabilidad salvaguardaba algo el honor del tránsfuga, no ha hecho más que hundirlo en la miseria. 

En cualquier caso, muy generoso estamos siendo al otorgarle el beneficio de la duda al concejal tránsfuga, reconocido de forma palmaria como tal por su nueva organización política, ya que en su corto historial como representante político ha dejado mucho que desear.

Lo demás que se dice en el citado comunicado es todo un compendio de un pastiche y despropósito de un argumentarlo absolutamente prescindible, en el que en todo momento revolotea la lamentable máxima de que el fin justifica los medios.

El transfuguismo pervierte la democracia y ni estrategias políticas, ni la precaria situación de recursos económicos, ni la laxitud en las convicciones ética y morales ni fines celestiales lo puede justificar en modo alguno, por muchos trajes de faralaes que le quieran poner. El transfuguismo es una forma más de corrupción política y como tal hay que tratarlo, denunciarla por higiene y para evitar su proliferación.



Puño en Alto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Última entrada publicada:

12 OCTUBRE O LA HOGUERA DE LAS VANIDADES

La Hoguera de las Vanidades es el título de la novela de Tom Wolfe en la que trata de explicar hasta qué punto el dinero y la fama resultan...

Artículos más populares del mes...