31 de enero de 2021

CONTINUA EL CULEBRÓN

 


Ayudados por la corriente a favor y auge por lo novedoso de aquellos días, consiguieron un importante respaldo en las elecciones municipales de 2015. Fueron tres los concejales conseguidos, tres aspirantes a asaltar los cielos locales y que a la postre no llegaron al segundo piso y eso que había ascensor.

Desde un principio, quisieron marcar distancias, bueno lo que ellos entendían que era marcar distancias, más bien. ¿De qué sirvió? Tan solo para que los sanluqueños pagasen más impuestos municipales, sobre todo un aumento desorbitado en el IBI, sufrieran más recortes en servicios y vieran atónitos como hacían suyos los compromisos populistas del partido en el gobierno.

Se comenta que posteriormente intentaron alguna reciprocidad. Contratitos a la compañera de uno, a la hija de otro, todo en oscuras mesas de camilla que llevó a la renuncia de aquella que terminó posteriormente haciendo campaña para el partido en el gobierno local. Al parecer no fue concedida dicha reciprocidad. Nunca entendieron ni entenderán que Roma no paga a traidores. A lo mejor quien dice que no se calla y, por ello, no se le debe buscar, ahora en un arranque de locuacidad, cuenta que hay de verdad en lo que se chismorrea por doquier. El silencio de quien alardea de decir verdades nunca será una buena opción.

El batacazo en 2019, no fue otra cosa que la consecuencia de estos comportamientos y que aún en su irreflexiva huida hacia adelante, no han sabido, no han podido o no han querido asumir su responsabilidad, señalando a terceros como los culpables de su fracaso, de su lastimosa incoherencia e indigna actitud y forma de proceder.

Esto ya se ha contado con anterioridad, pero sirve para poner en antecedente el nuevo episodio del culebrón en el que se está convirtiendo el caso de uno de los tránsfugas locales que existe en la corporación municipal. Aunque tarde, muy tarde, la reacción de lo que queda del partido abandonado ha llegado y, desde el taxi donde caben, sobrando plazas, han exigido públicamente, aunque de manera muy comedida, al tránsfuga que entregue su acta de concejal.

No se sabe si lo han hecho ya, en todo caso, lo único que le queda a la exigua resistencia es comunicar al Ayuntamiento que dicho concejal ya no pertenece a su formación política, que nada puede ni debe presentar en su nombre y por consiguiente corresponde el paso al grupo de los No Adscritos. De no ser así, el tránsfuga seguirá cobrando la asignación económica municipal y el funcionario/a de empleo que le corresponde seguirá siendo alguien que determine exclusivamente él mismo. Hay quien dice que, llegados a esta situación, ni a una parte ni a la otra les interesa romper amarras, ya que de pasar al grupo de los No Adscritos, ambas partes perderían dichas herramientas, algo que parece estar en el meollo de la confrontación.

El tránsfuga, a través de las redes sociales, ha dado nones de manera muy airada y a la desesperada ha intentado repartir estopa a diestro y siniestro, no solo a sus ex conmilitones, sino además a terceros y al propio medio de comunicación local que se ha hecho eco de la petición. Antes muerto que coherente ha debido pensar, mientras, otro está en la Luna de Valencia plácidamente viendo como el susodicho se come el marrón de la indigna e incoherente forma de actuar.

En su airada reacción, el tránsfuga muy indignado ha recordado lo que el acervo popular dice en estos casos, “se tira un peo y encima se enoja”. No se puede entender que quien hace un ejercicio meridiano y clamoroso de transfuguismo se enfade y moleste cuando se le diga y se le manifieste la contradicción entre lo que dice defender en cuanto a la regeneración de la política y su actuación al respecto. Disculpen, en todo caso, la escatológica referencia comparativa, pero describe muy gráfica y acertadamente la actitud.


Puño en Alto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Última entrada publicada:

12 OCTUBRE O LA HOGUERA DE LAS VANIDADES

La Hoguera de las Vanidades es el título de la novela de Tom Wolfe en la que trata de explicar hasta qué punto el dinero y la fama resultan...

Artículos más populares del mes...