15 de diciembre de 2020

VÍCTOR MORA SE MARCA UN AYUSO CON O SIN ZENDALES


La presidenta de la Comunidad de Madrid, la ínclita Isabel Díaz Ayuso, ha inaugurado sin terminar y sin dotarlo de recursos humanos propios, el hospital para la pandemia “Enfermera Isabel Zendal”. La idea genial de Ayuso ha consistido en gastar el doble de los presupuestado inicialmente en su construcción, esto es, 100 millones de euros y no dotarlo de personal sanitario propio. Para esto último, ha tenido que recurrir al traslado voluntario, sin descartar el traslado forzoso si fuese necesario, de aquellos trabajadores que ya lo hacían en otros centros médicos y hospitales de la Comunidad Autónoma.

Los sanluqueños y sanluqueñas saben que el alcalde de Sanlúcar de Barrameda, supuestamente socialista, gusta de gobernar como la derecha y más que nada con la derecha. Pero, a buen seguro, que no llegarían a pensar que Víctor Mora iba a llegar hasta el límite de imitar a la presidenta Díaz Ayuso, en los modos y en las formas.
Lo cierto es, que Víctor Mora haciendo gala de su consabida insensibilidad social ha estado durante años dando incomprensibles largas a la terminación del centro de enfermos de Alzheimer sin importarle el sufrimiento de enfermos y familiares y ahora se ha marcado un “Ayuso”, no solo al inaugurarlo sin contratar la dotación de personal necesaria para prestar el servicio que los enfermos y los familiares merecen, sino también supuestamente procediendo al traslado de trabajadores/as que actualmente prestan sus servicios en la residencia de ancianos al nuevo centro en Pino Alto.

Así pues, es Mora, un alcalde para el que el sufrimiento de sus vecinos le es ajeno y quien siempre encuentra responsabilidad igualmente ajena a cualquier eventualidad adversa, tal como hace igualmente Diaz Ayuso. Su responsabilidad no va más allá de cobrar su buen sueldo mensual y la de mantener “engrasada” su red clientelar y quien, llegado el momento, no dudará en utilizar el nuevo centro de enfermos de Alzheimer para extender su clientelismo político en todos los sentidos, en esto también imita la política madrileña del PP.

La propia presidenta madrileña acuñó una nueva medida, a la que llamó “zendal” (equivalente a los 100 millones de euros del coste real del nuevo hospital) para establecer la comparativa con determinados gastos de la comunidad autónoma catalana. La jugada le salió mal y el zendal se está utilizando para medir el despilfarro (incluyendo la corrupción) llevados a cabo por los sucesivos gobiernos del PP en la comunidad madrileña.

No sabemos cuántos zendales en clientelismo presuntamente utilizará Víctor Mora en el centro recién inaugurado, pero dada su desmedida avidez en ese sentido no escatimará esfuerzos en ello, importándole bien poco que sea considerado uno de los más nefastos alcaldes de Sanlúcar de Barrameda y mira que por el sillón de alcaldía de esa castigada ciudad han pasado lamentables personajes, incluso algunos de ellos han terminado en la cárcel y otros, por razones obvias, mejor no mencionar su paradero.


Puño en Alto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Última entrada publicada:

MOCIÓN DE CENSURA TAMBIÉN PARA QUIENES LA PROMUEVEN

Los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Badalona, PSC, Guanyem Badalona, ERC, Badalona en Comú y Junt han registrado la moción de...

Artículos más populares del mes...