16 de noviembre de 2020

TRANSFUGUISMO VERSUS FRUSTRACIÓN-PACIENCIA II

 Puño en Alto no pretende un protagonismo que vaya más allá de lo que expresa los contenidos de sus artículos. Es tan solo una ventana colectiva abierta, desde donde se reflexiona y analiza con actitud crítica la actualidad política y social, sin adscripción partidista, pero si ideológica con un marcado e irrenunciable republicanismo. Las exposiciones, con mayor o menor tino, con más o menos ironía y sarcasmo pueden gustar, igualmente más o menos, como es lógico pensar, utilizando el formato de un seudónimo porque creemos que es más importante lo que se dice y como se dice, que quien lo pueda decir y si alguien ve en ello vileza o cobardía, poco importa, si termina leyendo los artículos y, en cualquier caso, huelga decir, que siempre tiene la libertad de no leerlos. No nos gusta que utilicen como arma arrojadiza nuestro anonimato, como el caso referido de quien pretende usar nuestro anonimato para azuzar a un rival político al otorgarle la autoría de los mismos. Yerra de todas a todas en ello, menos en su interesada y convenida intención para obtener determinado rédito mediante una patética defensa y un no menos patético ataque.

Se quiera admitir o no, difícil defensa puede tener anunciar que abandona su partido para fundar otro, sin formalizar ante la institución municipal el paso al grupo de no adscritos o renunciar a su acta de concejal y, todo ello al parecer, por el simple hecho de que perdería la subvención al grupo municipal y el funcionario de empleo correspondiente y con las cosas de comer no se juega. Estos hechos son inapelables e incontrovertibles y de ahí que haya tenido que recurrir al patético ataque pretendiendo matar al mensajero, pero errando el tiro.

Quien no es capaz de asumir el batacazo electoral, ni de asumir su responsabilidad pretendiendo culpar de ello a terceros, se limita ahora a señalar sin prueba, porque no las puede haber, a quien le interesa que sea la autoría de los artículos, en un burdo intento de desviar la atención del meollo del asunto que no es otro que su palmario caso de transfuguismo.

No debe ser plato de buen gusto, salvo que se tenga unas enormes tragaderas y se carezca del mínimo decoro y dignidad, pasar a engrosar la lista histórica de tránsfugas políticos de su ciudad, donde hay nombres con quien uno no querría ver el suyo propio. Ni tampoco debe ser fácil ir por ahí erigiéndose en la herramienta capaz de dar solución a los múltiples problemas de la ciudad, si no puede garantizar que tras unas elecciones no abandonará, llegado el caso, la formación política por la que haya podido salir elegido como concejal. Porque quien ha engañado a los votantes de esta manera una vez, sin ruborizarse lo más mínimo, a nadie puede convencer que no lo vuelva a hacer.

Este evidente caso de transfuguismo no va a desaparecer porque el aludido meta la cabeza bajo tierra, ya quisiera. Si no sabe o no le interesa saber, este asunto le va a acompañar mientras en coherencia no haga lo que ha exigido a los demás hacer mientras militaba en su anterior partido y ahora continúa exigiendo hacer en su nueva formación: decencia política.

No es la primera vez que directa o indirectamente intentan silenciarnos, y en ninguna de las ocasiones lo han conseguido ni lo conseguirán.

To be continued.



Puño en Alto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Última entrada publicada:

12 OCTUBRE O LA HOGUERA DE LAS VANIDADES

La Hoguera de las Vanidades es el título de la novela de Tom Wolfe en la que trata de explicar hasta qué punto el dinero y la fama resultan...

Artículos más populares del mes...