31 de julio de 2020

LA COHERENCIA NO COTIZA EN BOLSA

Imagen del artículo en La Voz del Sur


 La coherencia, sobre todo en tiempos convulsos, es un valor que no cotiza en Bolsa y si nos circunscribimos al plano estrictamente político, hace mucho tiempo que dejó de hacerlo. Mírese a cualquier nivel, ya sea estatal, autonómico o local y esta necesaria coherencia brilla de manera palmaria por su ausencia, de la misma manera que, en gran medida, la dignidad, honestidad y la honradez.

En los casos de transfuguismo, es en donde esta falta de coherencia, de dignidad, de honradez y honestidad se pone más de manifiesto, llegando a suponer una más que evidente corrupción política, en cuanto representa una corrupción de la voluntad de los electores.

Más allá de que se pueda amparar en una muy discutible legalidad, quien ostentando representación institucional por una determinada opción política, abandona esta por la razón que sea y continua ostentando dicha representación sin entregar su acta de diputado o concejal pervierte la voluntad popular, por mor de su falta de coherencia y honestidad.

Hay casos recientes que evidencian de manera paradigmática lo que afirmo, a buen seguro, con motivaciones muy distintas, aunque ambas muy reprochables desde el punto de vista ético y moral, valores que en modo alguno no han encontrado acomodo en el proceder de los protagonistas de los hechos.

El juez Serrano, asiduo visitante de Sanlúcar de Barrameda ya que tiene vivienda en esa localidad, abandona Vox sin entregar su acta como parlamentario andaluz tras señalado por la fiscalía en un presunto fraude en subvenciones por las ayudas de la Junta de Andalucía que recibió para una fabrica de pellets que nunca llegó a construirse. Mantiene su acta de diputado para seguir siendo aforado y disfrutar de las posibles ventajas procesales que le confiere esa condición. A un personaje como Serrano pedirle coherencia es como pedir peras al olmo, pero si es cierto que esta manera de proceder contrasta con las propuestas que su partido prometía durante la campaña electoral en lo referente a los aforamientos de los parlamentarios. A la hora de la verdad la coherencia se la pasa por el arco del triunfo.

Tras la inscripción de Anticapitalista de Andalucía como partido y su integración casi con nocturnidad y alevosía en Adelante Andalucía en plena pandemia, el único edil que tenía Podemos en Sanlúcar de Barrameda tras la debacle en las últimas elecciones municipales, ha anunciado que abandona Podemos para desde Anticapitalistas trabajar por Adelante Sanlúcar. Decisión que no ha completado con el abandono del acta de concejal muy probablemente para no perder ni la asignación municipal ni al funcionario de empleo al que reglamentariamente tiene derecho, haciendo del discurso de la necesaria regeneración política papel mojado y de la falta de coherencia política un atributo impropio de quien pretende abanderar la lucha por los más desfavorecidos. Lo curioso del caso, es que dice anteponer la lucha en la calle al trabajo en la institución municipal, pero se niega a entregar el acta de concejal a la organización política, que de manera legítima y muy lastimosa lo ganó electoralmente con el susodicho al frente de la candidatura de Podemos Sanlúcar. Las razones que justifica la decisión ya están dichas anteriormente.

Hay que recordar que en Sanlúcar de Barrameda, Juan Marín, después de llamar a las puertas de varias organizaciones políticas (PP, PSOE, PA) recibiendo noes, decidió formar un partido localista con el que estuvo gobernando junto al PSOE desde 2007 a 2015, prometiendo que en política no iba a estar más de 8 años. Posteriormente decidió disolver su partidillo, con no poca contestación interna, para integrarse en Ciudadanos de Albert Rivera, con la única intención de escalar en política y para continuar viviendo de la misma como ha sido. Marín al parecer ha creado de su falta de coherencia y escrúpulos escuela que algunos se aferran a seguir miméticamente.

Ya ven que son ejemplos dispares con motivaciones distintas, pero que evidencian la misma falta de coherencia en política de la que algunos llegados el caso hacen, demostrando que la ética, moral y honestidad no son atributos que les acompañen. 

Lo peor es que siempre encuentran los necesarios palmeros en lo personal o desde organizaciones amigas que miran para otro lado de forma complaciente admitiendo estos más que reprobables comportamientos.

Por último, si los protagonistas de los casos referidos o algunos de sus ocasionales palmeros no resisten caer en la tentación, por favor, no pretendan matar a este mensajero que tan solo trata de referir lo acontecido, y si lo ven necesario hagan valer sus actuaciones al respecto con argumentos, si los hubieren, y si no, su silencio será el argumento más elocuente de sus impropias e injustificadas maneras de proceder.


Puño en Alto

13 de julio de 2020

UNA REAL FAMILIA DE SÁTRAPAS MUY INQUIETANTE Y PERTURBADORA

 El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, a pregunta de un periodista sobre las informaciones que se están desvelando sobre las andanzas del actual rey emérito durante su periodo como Jefe de Estado, manifestó que son "inquietantes y perturbadoras".

Efectivamente, aunque desde hace tiempo en determinados foros ya se sabía la escasa ética y moral con que adornaba su adoptada campechanía Juan Carlos I, ahora estamos sabiendo con pelos y señales, a que se dedicaba gracias a la impunidad que le otorgaba el paraguas constitucional, mediático y político, del cual supo sacar buen provecho, según vamos conociendo gracias a la justicia suiza y a unos pocos medios de comunicación nacionales. Y este hecho, también inquieta y perturba, señor presidente.

Pero no solo es inquietante y perturbadora la figura del rey emérito y sus andanzas, con sus líos de faldas, sus amoríos, la dudosa procedencia de su descomunal fortuna, sus amistades peligrosas, etc., en su conjunto la familia real inquieta y perturba.

Inquieta y perturba que la estirada y distante actual reina consorte, se mensajease amigablemente con un individuo salpicado por un asunto de acoso sexual, implicado en las tarjetas Black de Caja Madrid y posteriormente detenido en la operación Lezo por corrupción, diciendole "Te escribí cuando salió el artículo de las tarjetas, ya sabes lo que pienso, Javier…." , continuando de forma enigmática al mejor estilo de la propia película El Padrino: "Sabemos quién eres, sabes quienes somos. Nos conocemos, nos queremos, nos respetamos”, termina recobrando su alta alcurnia conseguida bragueterilmente: "Lo demás, merde", despidiéndose con "un beso, compi yogui". Del destinatario ya sabemos lo que es, pero cabe preguntarse qué sabe él y qué no sabemos nosotros de la emisora del citado mensaje.

De la misma manera que inquieta y perturba que Felipe VI, solo al conocerse la supuesta comisión obtenida por su padre de 65 millones de euros de Arabia Saudí, y la no menos supuesta donación de 1,7 millones del Sultán de Bahreim, que fueron a parar a las cuentas de sus amantes conocidas y por reconocer, deprisa y corriendo y a la desesperada renunciara a la herencia de su padre, así como, le retirara la asignación que recibía del presupuesto de la Casa Real en un infructuoso intento de marcar distancia con su progenitor, a modo de cortafuego por lo que se venía venir. La procedencia de las cantidades percibidas por el rey emérito inquieta y perturba, de la misma manera que los procedimientos e infraestructuras usadas para hacerlas opacas al fisco, el uso que hizo de las mismas, así como, que miembros de la Casa Real, incluido el actual Jefe de Estado, se pudieron beneficiar de algún modo de ellas. Hechos que deben ser suficientemente esclarecidos, no por terceras personas, sino por el propio rey en alocución pública. El silencio y mucho menos la turner de lavado de imagen por el patio patrio no va a impedir que el escándalo ni que la indignación crezca ni aún menos la necesidad de una explicación de su boca de todo lo que pasó y pasa en esa Casa Real, que cada día es menos Real y más real de sátrapas.

En esos años mientras el anterior Jefe de Estado, se dedicaba a cobrar comisiones, a viajar de cacería en cacería acompañados de amigas y hacer espléndidos donativos a sus amantes, los españoles sufríamos las duras consecuencias de la crisis económica-financiera, teniendo que aguantar lo de la justicia es igual para todos en aquel mensaje real de las navidades de 2011.

Del resto de la familia, lo sabido, ya no inquieta ni perturba, pero solo por ser conocido. Un cuñado cumpliendo condena por graves delitos monetarios y corrupción, una hermana salvada in extremis de pisar la prisión por los mismos delitos gracias a un informe muy imaginativo de la Agencia Tributaria, para la cual la justicia no fue igual que para todos. Tíos y familiares cercanos con cuentas en paraísos fiscales y una larga cadena de primos, "reprimos", sobrinos sacando buen provecho de sus lazos familiares con el monarca.

Los mismos partidos políticos e instituciones sociales, económicas y mediáticas que de manera consciente dotaron al actual emérito de lo más parecido a una impunidad en todos los sentidos, son ahora, los que quieren poner un cordón sanitario alrededor del actual monarca y Jefe de estado por herencia. No sabemos si para salvar a una monarquía en manifiesta decadencia que llegó de la mano de un dictador sangriento o proteger a los poderes fácticos que se venían beneficiando por los servicios prestados, que en nada tienen que ver con los verdaderos intereses del Estado. Esto igualmente inquieta y perturba, señor presidente.

Esperemos que dentro de veinte años no tengamos que lamentar nuevamente los efectos de este cordón sanitario al actual rey que esos partidos autodenominados constitucionalistas y los poderes económicos y no tan económicos que los dirigen y subvencionan quieren establecerle.

Por último, y esto no debe inquietar ni perturbar, un mero agradecimiento por los denodados esfuerzos que todos estos holgazanes, vividores, zánganos, arribistas, gandules, haraganes, vagos, desidiosos, indolentes, ociosos, parásitos, engañabobos, sacadineros, etc., están haciendo para que la III República sea un hecho democrático cuanto antes por un reclamo de la ciudadanía harta de escándalos de quienes creen que una cuna o un braguetazo puede justificar todo o convertir el requerimiento de ejemplaridad en una mera cuestión interpretativa.


Puño en Alto

4 de julio de 2020

CHIRINGUITO TRAS CHIRINGUITO HASTA LA DERROTA FINAL

Imagen del artículo en La Voz del Sur


 Se cuenta que en las pasadas elecciones municipales de 2019, los representantes locales de la formación política Podemos de la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda hicieron todo lo posible para no concurrir en coalición junto a IU. ¿Cómo lo hicieron?

 Pues según dicen, creyéndose los más listos del lugar tiraron del manual de quien no quiere llegar a un acuerdo: elevando de manera injustificada sus exigencias, pero no en sus propuestas políticas, sino en la confección de la lista electoral. Al parecer era lo único importante para ellos.

La cerrazón en sus exigencias hizo que no se pudiera llegar a un acuerdo y el resultado fue obvio. Podemos cosechó un rotundo fracaso, perdiendo casi todo el aval político obtenido en 2015, estando a punto de quedarse sin representación en el Pleno Municipal.

Los artífices de tamaño despropósito político tienen nombres y apellidos y en Sanlúcar de Barrameda se conocen bien. Sin embargo, para justificar lo injustificable, igualmente, tiraron de manual: la culpa de su sonoro fracaso electoral lo tienen terceros. Nada de reflexión sobre sus cuatros años erráticos en el pleno municipal en los que más de una vez dejaron asombrados a sus votantes y en los que se afanaron más en marcar distancias con IU que en hacer una verdadera oposición al PSOE en el Gobierno local.

Curiosamente se ha sabido que el principal responsable de este fracaso electoral y de la práctica desaparición de Podemos en Sanlúcar es uno de los que han firmado como representante legal en la inscripción en el Ministerio de Interior del nuevo partido promovido por Teresa Rodríguez.

Expresado de una manera más gráfica: montó un partido, lo utilizó, fracasó estrepitosamente, lo destrozó y lo abandonó, pero no pasa nada, me monto otro chiringuito con los mismos principios ideológicos arropándolo esta vez con un pseudonacionalismo con la excusa de pretender dar una voz propia a Andalucía en las instituciones políticas, desde donde segur irradiando fijaciones políticas, no exentas de personalismo.

Actitudes estas muy propias de la base estratégica de hacer política de los promotores del nuevo partido recién inscrito.

Lo cierto es que este señor y unos pocos más son los responsables del hundimiento de Podemos en la citada localidad gaditana, organización que al parecer han abandonado ya, y muy probablemente responsable también de que en esa ciudad no hubiese un cambio necesario en el gobierno local después de muchos años de régimen socialista. Llegados a este punto es lógico que muchos sanluqueños se pregunten, sobre todo quienes depositaron su confianza en Podemos, que a qué organización política representa el único concejal que tiene Podemos en el pleno municipal sanluqueño, porque tal como dicen, también ha abandonado la formación morada.

El título de esta somera reflexión es muy ilustrativo y resume en gran medida todo lo expuesto con mayor o menor tino, pero montar tres formaciones políticas en apenas cinco años poco dice a favor de quienes defendían con vehemencia y con mucha razón la necesaria regeneración en el fondo y en los modos en la política como medio de luchar contra la desafectación de una mayoría social sufridora y silente respecto a la política y sus representantes y los intereses de esa misma mayoría social frente a los grandes partidos y sus ocasionales palmeros políticos.


Puño en Alto

Última entrada publicada:

12 OCTUBRE O LA HOGUERA DE LAS VANIDADES

La Hoguera de las Vanidades es el título de la novela de Tom Wolfe en la que trata de explicar hasta qué punto el dinero y la fama resultan...

Artículos más populares del mes...