8 de febrero de 2020

UN DESACREDITADO BANCO DE ESPAÑA PIDE MANTENER INTACTA LA REFORMA LABORAL

Imagen del artículo en Nueva Revolución

 

El FMI y posteriormente la OCDE, dejaron claro por donde debe ir lo poco que nos queda de nuestro estado de bienestar respecto al sistema público de las pensiones, siendo el caso de la institución económico financiera internacional lamentable al sobrepasar los límites al pretender enfrentar a jubilados con los jóvenes afirmando que las generosas pensiones perjudican el presente y el futuro de la juventud.

Ahora el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, pide que se mantenga la reforma laboral con el objeto de seguir con la competitividad de las empresas como elemento fundamental de recuperación del país. En otras palabras, pide que se continúe supeditando los derechos laborales a una supuesta competitividad de las empresas, mejor dicho, que se continúe con la precariedad laboral que está ocasionando la reforma laboral para que los empresarios consigan más beneficios.

De sobra es sabido ya que es una institución absolutamente desacreditada porque en su triste historial, entre otras cuestiones, tiene no haber visto con suficientemente antelación la crisis económica financiera que tantas calamidades ha originado a la clase trabajadora y que no supo tampoco detectar la realidad de los bancos y Cajas que a la postre tuvieron que ser rescatados con dinero público que nunca devolverán. Pero eso sí, informe tras informe nunca olvidaban alarmar sobre las consecuencias catastróficas para el país de los elevados costes laborales y de lo pernicioso que sería para el país las subidas salariales.

Tampoco podemos olvidar que este señor vaticinó, situándose en contra de la subida del SMI, toda clase de calamidades para la economía del país, consecuencias que solo estaban en su cabeza y que, en modo alguno, se ha visto nada parecido de aquello que pronosticaba.

Esto lo decía y dice sin despeinarse un señor que al frente del Banco de España gana más de 140.000 euros anuales, para quien la precariedad laboral que padecen los trabajadores españoles debido a las nefastas reformas laborales del PSOE y posteriormente del PP, no ha rozado ni por asomo. Por cierto, aún estamos esperando una rectificación de este señor por su errónea predicción sobre las perniciosas consecuencias para la economía de la subida del SMI. Alguien con un poco más de dignidad, habría dimitido, pero no, se mantiene en el cargo, para seguir en su deriva neoliberal de pretender salvar la economía del país a expensas de los derechos laborales de una mayoría social empobrecida a la que se le arrebató su presente y gran parte de su futuro.

El Banco de España debe ser una institución independiente del gobierno sea del color que sea, pero esa independencia queda absolutamente en entredicho cuando abraza por activa y pasiva y sin pudor alguno todas las directrices del neoliberalismo económico más ortodoxo que en ningún modo da respuestas al bienestar social más allá que basar la competitividad de las empresas en los recortes salariales y en reducción de plantillas.

Los ataques en un sentido y otro, dentro y fuera del país, a las políticas del gobierno llamado progresista deben tener cumplidas respuestas y el silencio no es la mejor manera de responder.

La sufridora mayoría social de este país necesita saber de manera expresa que el gobierno de PSOE-UP en modo alguno comparte las afirmaciones del FMI y de la OCDE respecto al sistema público de pensiones, así como, del Banco de España, respecto a mantener de manera intacta la reforma laboral.


Puño en Alto

1 de febrero de 2020

EL INFORME DEL FMI SIRVE PARA CABREAR AÚN MÁS AL COLECTIVO DE LOS PENSIONISTAS Y ENFRENTARLOS CON LOS JÓVENES

Imagen del artículo en Nueva Revolución


Me puedo imaginar el cabreo mayúsculo de aquellos pensionistas que hayan podido leer el informe sobre el sistema de prestaciones sociales de España que ha publicado el Fondo Monetario Internacional (FMI) y me puede imaginar la no menos superlativa indignación que sentirán los que la lean en los días sucesivos.

En dicho informe, el FMI se despacha concluyendo que las «generosas» pensiones en España han ayudado a que los mayores hayan «navegado» la crisis mejor que los jóvenes, que han quedado particularmente en desventaja. Continúa diciendo que el “sistema del bienestar español es insostenible debido a la generosidad de las pensiones combinado con el envejecimiento de la población”. Y para la sostenibilidad del sistema público de pensiones propone el ya consabido retraso de la edad de jubilación y, por supuesto como no, favorecer el desarrollo de planes de pensiones privados.

Lo más nauseabundo del informe es que intenta enfrentar a colectivos, en este caso a los pensionistas con los jóvenes y eso no se puede tolerar en modo alguno.

Sin embargo, nada dice en el informe sobre las verdaderas causas que ponen en riesgo el sostenimiento del sistema público de pensiones, que no son otras que la precariedad laboral que han ocasionados las sucesivas reformas laborales del PSOE y del PP y la sufren y padecen fundamentalmente los jóvenes.

De una institución internacional como el FMI que ha estado dirigida por el delincuente Rodrigo Rato, y que durante su trayectoria se ha caracterizado por ser vocero de las corrientes más neoliberales de la economía, no se puede esperar gran cosa a la hora de emitir estos informes que, si algo demuestra, es un absoluto desconocimiento de la realidad económica y social española.

Este informe requiere una respuesta inmediata desde el nuevo gobierno progresista recién constituido, en el que se niegue de forma rotunda las premisas y las conclusiones a las que ha llegado esta desacreditada institución económica internacional, de lo contrario parecerá que se admiten sin paliativos.

No obstante, organizaciones políticas como Podemos e IU están obligadas, al margen de la respuesta que se pueda dar desde el gobierno del país, a responder contundentemente al FMI, no solo porque siempre se han caracterizado por una defensa por el sistema público de pensiones, sino porque siempre han defendido que han sido los pensionistas los que han paliado los efectos de la crisis al ayudar a las jóvenes generaciones que quedaron desamparadas sin ninguna protección del Estado, en un gesto de solidaridad humanitaria y no precisamente porque sus pensiones fuesen lo suficientemente importante y generosas para ello.

No debemos olvidar que los pensionistas, durante la crisis y posteriormente también, han estado perdiendo poder adquisitivo por decisiones políticas, han padecido el medicamentazo y han tenido que soportar, a la vez, las cargas familiares derivadas de los efectos de la crisis y de las políticas económicas neoliberales que se acometieron desde los sucesivos gobiernos del PSOE y PP como recetas ineludibles para salir de la misma. Siendo esta pérdida de poder adquisitivo y de derechos la causa de que sigan manifestándose por todos los pueblos del país.

Si desde el ministerio de seguridad social, dirigido por el socialista José Luis Escrivá, no se rebate contundentemente el informe del FMI podría interpretarse como que se asume sus argumentos y conclusiones. Esperamos y deseamos que sean los ministros de Podemos e IU los que den la cara y de una manera expresa den cumplida respuesta al lamentable y tendencioso informe del desacreditado FMI. Un silencio por una cuestión de competencia al respecto no sería la mejor respuesta ni serviría para paliar el lógico cabreo que cundirá en el colectivo de pensionistas, ni servirá para eliminar su angustiosa zozobra que día sí y día también tienen que soportar por sus pensiones, ni consolará a los jóvenes que si reconocen los esfuerzos solidarios que han hecho sus mayores.


Puño en Alto

Última entrada publicada:

MOCIÓN DE CENSURA TAMBIÉN PARA QUIENES LA PROMUEVEN

Los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Badalona, PSC, Guanyem Badalona, ERC, Badalona en Comú y Junt han registrado la moción de...

Artículos más populares del mes...