17 de julio de 2019

SI HAY QUE IR SE VA, PERO IR PARA NADA…

 

Imagen del artículo en Nueva Revolución

Es Podemos, a través de su secretario general, Pablo Iglesias, quien está llevando toda la iniciativa y el peso en la negociación con el PSOE de Pedro Sánchez sobre la investidura y un posible gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos (UP). Y claramente se está notando, porque más que acostumbrados estamos ya a los bandazos que da su organización en función de las coyunturas políticas.

Acostumbrados estamos a eso por lo que no nos sorprende, pero lo que sí nos asombra es el seguidismo silencioso y discreto de IU de Garzón al respecto. Y es que lo nones de Pedro Sánchez a un gobierno de coalición con Unidas Podemos nada tienen que ver con argumentos de izquierdas como: abandonar la OTAN, la convocatoria de referéndum sobre monarquía o república, la nacionalización de la banca y de sectores estratégicos como la energía y el agua, el acabar con los privilegios de la iglesia católica y su poder en la educación, derogar la ley mordaza, las reformas laborales del PSOE y PP, el derecho de autodeterminación de los pueblos, la amnistía a los presos políticos, entre otros postulados, por poner algún ejemplo.

Entonces, no se entiende tanto interés en entrar en un gobierno junto al PSOE ni tanta sorpresa por parte de IU al constatar el cambio de actitud y discurso de los socialistas respecto al discurso y actitud que mostraron durante la campaña electoral, ¡como si eso sea algo nuevo!

Tampoco se entiende que se esté permitiendo el continuo ninguneo y esa insistencia de que las diferencias en políticas de estado entre PSOE y UP son insalvables e impiden un gobierno de coalición en un claro intento de demonizar, a pesar de todos los temas que se ha renunciado, que anteriormente hemos citado a modo ejemplo.

Todo nos hace pensar que el PSOE, no ha pretendido nunca llegar a un acuerdo con UP y, tan solo, está utilizando esta supuesta negociación a modo de señuelo a Cs, esperando que el descontento abierto en el seno de ese partido crezca y consiga doblar la pertinaz resistencia a su presidente.

Si como sabemos, el PSOE gobierna con políticas de derechas ¿qué necesidad hay en entrar en ese gobierno y ser cómplices de esa manera de gobernar en contra de la mayoría social? La respuesta pueda ser que tanto en Podemos e IU han llegado a la conclusión de que esta es la única manera de justificar un mal resultado electoral y una cada vez mayor desafección social hacia lo que algún día representaron en el panorama político español, así como, en esa confluencia que no termina de calar en el electorado de izquierdas y progresista de este país.

Las urgencias personales seguirán siendo personales por muy bien que se vistan y por muy legítimos y necesarios sean los arropes políticos con las que se quieran justificar. Un proyecto político tiene que estar liderado, pero no supeditado a las urgencias personalistas de ese líder, porque en ese caso deja de ser un proyecto político al servicio de una mayoría social para convertirse en otra cosa.

Y en el caso que nos ocupa, falta muy poco para que ese proyecto político sea otra cosa.


Puño en Alto


🔴 NOTA: Este artículo está publicado en 👉🏾 Nueva Revolución

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Última entrada publicada:

MOCIÓN DE CENSURA TAMBIÉN PARA QUIENES LA PROMUEVEN

Los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Badalona, PSC, Guanyem Badalona, ERC, Badalona en Comú y Junt han registrado la moción de...

Artículos más populares del mes...