12 de diciembre de 2019

OTAN, 360 MIL MILLONES, CUMBRE POR EL CLIMA, 0

 

Imagen del artículo en Nueva Revolución

Es bueno que haya cumbres internacionales y demás para hablar de salvar el planeta y consensuar medidas encaminadas contra el calentamiento global y sus consecuencias, pero no me evita reflexionar sobre la cantidad de demagogia e hipocresía que se da a raudales en ellas

Durante más de diez días, decenas de jefes de Estado y de Gobierno, organizaciones ambientales, empresarios, científicos, etc., en total más de 25.000 representantes de 200 países, estarán reunidos en Madrid en la Cumbre del Clima para alcanzar acuerdos y compromisos entre naciones para combatir los efectos del cambio climático y el calentamiento global.

Después de arduos debates, pruebas científicas, propuestas y resoluciones e iniciativas para luchar contra el calentamiento global y sus catastróficas consecuencias, difícilmente veremos que los gobiernos participantes se vinculen de manera efectiva a dichas propuestas. En anteriores ediciones, se adoptaron resoluciones  grandilocuentes que no se cumplieron, como ocurrió con lo acordado en la Cumbre de París, en la que los países participantes acordaron reducir la emisión de gases de efecto invernadero asumiendo una cuota de emisión por país, pero a su vez, se permitió que países industrializados compraran las cuotas de emisión de dichos gases a otros países que en modo alguno, dado su escasa o nula industrialización podrían emitir. Es decir, si tienes dinero puedes y te permiten contaminar.  En menor escala, lo mismo que ocurre con las bolsas de plásticos: son perjudiciales para el medio ambiente, pero si las compras en los mercados, parece que ya contaminan menos.

 Es bueno que haya cumbres internacionales y demás para hablar de salvar el planeta y consensuar medidas encaminadas contra el calentamiento global y sus consecuencias, pero no me evita reflexionar sobre la cantidad de demagogia e hipocresía que se da a raudales en ellas.

 En esta ocasión no va a ser menos, la parafernalia que ha rodeado a esta Cumbre del Clima, incluyendo a la niña Greta Thumber, y el ridículo que han hecho algunos representantes políticos como el propio alcalde de Madrid, que yo también pienso que es estúpido sin retractarme, ha originado que otra cumbre y sus acuerdos hayan pasado muy desapercibido y en mi opinión es una buena muestra de la hipocresía que mencionaba anteriormente y es objeto de mi reflexión.

 La Cumbre del Clima de Madrid empezó el día de 3 de diciembre y tenía por delante diez días para debatir y consensuar medidas que evite el calentamiento global. Pues bien, el 4 de diciembre empezó la Cumbre de la OTAN en Londres y en tan solo dos días de debates, más allá de las desavenencias con la boca pequeñita de algunos de los integrantes con Estados Unidos, acordaron subir la aportación global de sus integrantes en nada más y nada menos que en 360 mil millones de euros para su defensa colectiva, no se sabe contra que enemigo. Si no lo hay, se lo inventaran para justificar su existencia.  Los medios de comunicación tampoco se han hecho suficientemente eco de lo acordado en la Cumbre atlantista.

 La OTAN la integran una treintena de países que, a su vez, todos con la excepción de Estados Unidos, participan en la Cumbre del Clima, incluyendo nuestro país. La industria armamentística es una de las más contaminantes del mundo y cuyos productos cuando se utilizan contaminan aún muchos más, al margen de los daños sociales y personales que originan. La OTAN es una institución al servicio de Estados Unidos, que se dedica básicamente en la actualidad a desestabilizar o derrocar gobiernos y abandonar a su suerte a la población de esos países (Libia, Irak, Siria y otros países africanos son buena muestra de ello).

 España estuvo representada por el presidente en funciones, Pedro Sánchez, y suscribió el acuerdo, desconociéndose la cuota que le corresponde a nuestro país. No es nada nuevo que un presidente del PSOE lo haga, pero sorprende, que sus futuros socios de gobierno, Podemos e IU, no hayan dicho nada al respecto, sobre todo el PCE, que siempre se ha manifestado en contra de la existencia de la OTAN y que España sea miembro de la misma.

 Este posibilismo en forma de renuncia de esencias ideológicas en la que ha entrado la llamada izquierda real, representada electoralmente como Unidas Podemos, sorprende y alguien debería explicarlo, de lo contrario ya sabemos cuáles serán las consecuencias. Los Anticapitalistas, representados por la siempre contestaría Teresa Rodríguez, tan beligerante contra acuerdo de gobierno de coalición de Unidas Podemos con el PSOE, también guarda un muy significativo silencio.

 Para que un silencio no sea objeto de malinterpretaciones, cábalas y suposiciones es mejor que se explique. Así que, señores de Podemos, IU, PCE y Anticapitalistas explíquenlo que somos muchos los que estamos deseando escuchar los argumentos.


Puño en Alto


🔴 NOTA: Este artículo está publicado en 👉🏾 Nueva Revolución

30 de noviembre de 2019

TERESA SE DA UNA HIPÓCRITA PATADA EN SU PROPIO CULO

 El más que previsible rechazo de Pablo Iglesias e Iñigo Errejón a la propuesta de Teresa Rodríguez de aglutinar en una sola candidatura a la izquierda del PSOE en Andalucía, ha originado una reacción de esta última que no ha debido ser fruto de una debida reflexión.

Rodríguez, airada, no solo por el fondo, sino también más bien por las formas, ha reaccionado culpando a la no consideración de la propuesta por una cuestión de testosteronas de ambos líderes sin reparar mínimamente en las consecuencias colaterales de dicha reacción.
Y es que ante tan gruesa acusación cabe preguntarse: ¿Cuándo se ha dado cuenta Teresa Rodríguez que en su partido, Podemos, y en la plataforma de Errejón, Más País, “pesa más la testosterona que la unidad y la responsabilidad”?

Si tenía datos al respecto antes de la propuesta, no tiene sentido que sea ahora cuando divulgue dicho comportamiento propio del machismo como causa del rechazo a su ofrecimiento. Si, al contrario, ha sido ahora tras la propuesta, cuando se ha percatado del machismo en su propia formación política y en la de Errejón, no tiene sentido que siga manteniendo la propuesta sin más.

En cualquier caso, por coherencia no debería seguir militando un minuto más en Podemos o, en su defecto, exigir la dimisión de su secretario general por traicionar un principio político-social insoslayable en Podemos y rechazar la venida de otra organización política que igualmente lo traiciona.

Todo nos hace pensar que Teresa Rodríguez queriendo dar, de manera oportunista, tanto a Iglesias como Errejón donde más les pueda doler, se ha dado una patada en su propio culo, porque siendo una feminista militante y una luchadora contra el machismo y el patriarcado, no se entiende que siga militando en una organización política, a pesar de tener el feminismo como seña de identidad, en la que las cuestiones políticas se dilucidan mediante comportamiento tan retrógrados, ni tampoco se entiende que quiera confluir con una plataforma en la que cuestiones de tanta relevancia y trascendencia política se resuelven de forma tan irresponsable muy relacionadas con algo tan masculino como el ordeno y mando.
En ambos supuestos, la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, no sale bien parada y hace pensar que sabía a priori la posible respuesta a su propuesta, no reflexionó a cerca de su reacción y, llena de ganas de repartir estopa, no midió en modo alguno las consecuencias de sus manifestaciones respecto a su propia formación política, como con la que quería confluir.

No se cuestiona la viabilidad, ni la necesidad, ni la sinceridad de la propuesta de lista única a la izquierda del PSOE, solo resulta lamentable que una representante política de su talla, al ver su propuesta rechazada de manera, haya recurrido a una acusación tan irreflexiva en la que Podemos, Más País y ella misma salen señalada como hipócrita.


Puño en Alto

A LA GRESCA POR LA PASTA

 

Imagen del artículo en Nueva Revolución

Mientras Juan Marín, convertido en chico de los recados, está entretenido en blanquear día sí y día también las ocurrencias misóginas, homófobas y xenófobas de la ultraderecha andaluza para que no se enfade y dé al traste con su ansiado cargo de vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de unas cuantas consejerías, incluida esa de nombre tan rimbombante de la Regeneración Política, en el seno de Cs de Andalucía y más concreto en Cádiz se ha desatado una guerra abierta con el llamado Clan de la Manzanilla, que cada vez se parece más a una banda, en el centro del ojo del huracán.

No hay comunidad autónoma ni provincia que se escape en más o menos intensidad del lio en que se encuentra el partido de la ciudadanía, que ahora más que nunca se parece a un chiringuito de chiringuitos, a un corral de pollos sin cabeza. Y Andalucía, no iba ser menos, así como, tampoco la provincia gaditana.

En la provincia de Cádiz, cuna de la que según dicen será la próxima presidenta de lo que quede de Cs y del chico de los recados, Juan Marín, se ha desatado una guerra abierta en el seno del hasta hace poco monolítico Clan de la Manzanilla. De esta manera el responsable provincial de Cs y también diputado andaluz, ya no se corta en hacer público sus diferencias con su paisano Juan Marín. Aún no le debe perdonarle que no le permitiese ser consejero y acaparara tantas responsabilidades de gobierno. Desde entonces, se ha dedicado a montar en la provincia toda una red de adeptos comprando voluntades y eliminando los apoyos del blanqueador de la ultraderecha.

Pero la pugna más llamativa la están protagonizando las primas también sanluqueñas y no precisamente sus discrepancias son de índole político o de criterios de estrategia o de propuestas o iniciativas. Sus diferencias tienen que ver exclusivamente con algo tan prosaico como es el dinero que cada uno cobra en el partido. Una a otra a voces limpia le espetó: “Claro tú dices que no porque está en la Junta ganándolo muy bien”.

Hay que recordar que Cs gobierna junto el PSOE en el Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda, al parecer contra la voluntad de Juan Marín, y medió muy mucho la precaria situación económica de algunos de los concejales de Cs que ahora ostenta responsabilidades en el gobierno local. Algunos y algunas van diciendo que se le apareció la virgen con la oportunidad del gobernar junto al PSOE y no precisamente para resolver los graves problemas económicos del Ayuntamiento y no los no menos graves problemas sociales en la ciudad. En aquellos días las primas discreparon a voces que se pudieron escuchar en calles y plazas, así como, en el mismo ayuntamiento.

Esta es la catadura moral de esta plebe que, con un discurso tan solo de manual, de que llegaban a la política para regenerarla y en muy poco tiempo están demostrando ser más de lo mismo, y su espíritu de servicio lo miden en función del dinero que ganan.

Todos y cada uno han crecido a la imagen y semejanza de Juan Marín y ahora se le están subiendo a las barbas con sus mismos principios y miserias. Entienden la política no como medio de cambiar las cosas, sino como una herramienta de solventar sus necesidades y urgencias económicas y obtener un nivel de vida que en modo alguno lograrían por sus propios medios laborales ni profesionales.

Nada bueno pueden aprender de quien se jactaba de decir que en política no iba estar más de 8 años y lleva ya desde 2007 viviendo de la política y promete encima estar hasta al menos hasta el 2026.

Y es que vender relojes no debe dar para tanto.


Puño en Alto


🔴 NOTA: Este artículo está publicado en 👉🏾 Nueva Revolución

1 de octubre de 2019

10N, UNA OPORTUNIDAD PARA PONER A CADA CUAL EN SU SITIO

Imagen del artículo en Nueva Revolución


 Si tal como vaticinan las encuestas y sondeos, el resultado electoral del 10N es similar al del 28A, salvo un avance insuficiente del PP que no llegará a compensar el retroceso de Cs y de Vox y, de la misma manera, un avance insuficiente del PSOE que, con Unidas Podemos con menor representación con la irrupción del partido de Errejón, no llegará a sumar la mayoría, dependiendo de nuevo de nacionalistas e independentistas.

El PSOE de Sánchez, llegado el caso, mirará de nuevo a Cs -su verdadero socio preferente- que, aunque su retroceso vaticinado le impida sumar mayoría con el PSOE, se verá obligado a decir donde dije digo, ahora digo diego, pues ha demostrado en no pocas ocasiones no costarle mucho trabajo.

¿Qué hará Errejón entonces? ¿Estará dispuesto a facilitar con su apoyo una investidura de Pedro Sánchez apoyado también por Cs de Rivera, por aquello de poner el interés del país por encima de cualquier otra consideración?

Desde mi punto de vista estas son las preguntas que los electores que quieren un gobierno progresista tienen que hacerse antes del 10N y que ni PSOE, ni Cs y mucho menos Errejón se atreverán a responder.

No resulta difícil colegir según estas premisas, que Errejón no es la solución, sino más bien el problema para formar un verdadero gobierno progresista capaz de dar respuestas a los retos sociales y económicos, así como, al retroceso democrático que paulatinamente está experimentado nuestro país.

En estas elecciones, más que nunca, hay que hablar de políticas sociales, económicas, de reformas y con quienes, llegados el caso, prefiere llevarlas a cabo, porque aclarado con quienes, será más creíbles las distintas propuestas que se hagan. No sería creíble prometer modificaciones en la legislación laboral si señala como socio para un gobierno a un miembro destacado de la derecha como es Cs que nunca se ha planteado derogar la ley de reforma laboral. Algo parecido ocurriría con la ley mordaza.

Por todo ello, los electores frustrados tras el 28A, al no ver reflejado su voluntad de la constitución de un gobierno progresista, no pueden caer en el desánimo y recurrir a la abstención que solo beneficiaría a la derecha, ni tampoco caer en la trampa de quienes apelarán al voto útil contra la derecha como ha hecho el PSOE, porque no tienen la garantía que no pacte con parte de esa derecha para formar gobierno, tan solo deben votar en conciencia y dar la confianza a quienes han defendido los derechos, las libertades, incluso desde las trincheras y no dejarse engatusar con cantos de sirenas de quienes llevados por su ego y venganza personal están dispuestos, esgrimiendo supuestas razones de estado, apuntalar el régimen del 78 tan solo a cambio de unas medidas cosméticas.


Puño en Alto


🔴 NOTA: Este artículo está publicado en 👉🏾 Nueva Revolución

14 de septiembre de 2019

ASCO Y NÁUSEAS

 

Imagen del artículo en Nueva Revolución

Nada más mezquino que sacar provecho político, social o laboral del dolor ajeno o propio y nada más miserable que premiar esas conductas.

El último caso paradigmático de este execrable comportamiento corresponde a la Presidenta de Honor de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, cuyas exigencias por presuntos favores pasados se han visto recompensadas con la Gerencia del Servicio de Emergencias 112, y que el PP mediante la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha decidido ceder a sus pretensiones con dicho nombramiento, todo ello a pesar de no tener experiencia alguna al respecto, salvo la de ser madre de una víctima del terrorismo. Esta señora -en menos de dos semanas- ha pasado de Comisionada para Víctimas del Terrorismo en Madrid, Comisionada para la Cañada Real Galiana, hasta terminar donde quería, como gerente del Servicio de Emergencia 112.

Hay otros casos.

Como el de Juan José Cortés, padre de Mari Luz, niña asesinada en 2008 que, tras involucrarse en la campaña a favor de la prisión permanente revisable, se vio de la noche a la mañana como asesor en materia de justicia del PP y del grupo municipal del PP en Sevilla sin tener formación en dicha materia. Actualmente es diputado en el Congreso por el PP. Y todos aún tenemos en la retina la dantesca e injustificada aparición de este señor durante el rescate del pequeño Gabriel meses antes de las elecciones generales en la que salió elegido diputado por el PP por la provincia de Huelva.

O como el de María del Mar Blanco, hermana del joven concejal del PP asesinado por ETA, que ha hecho carrera política, actualmente es diputada y suena como comisionada para las Víctimas del Terrorismo en el gobierno de Díaz Ayuso en sustitución de Ángeles Pedraza.

Otro caso, pero menos conocido es de Daniel Portero, presidente de la Asociación Dignidad y Justicia, cuya carrera política le ha llevado a ser diputado autonómico en Madrid por el PP y puede terminar en la dirección del Canal Isabel II, en su descargo hay que decir que es ingeniero en dicho Canal.

Lo curioso es que normalmente es el mismo partido el que decide acoger a estas personas, que se dejan utilizar como ariete contra sus adversarios políticos para poco después exigir recompensas por los servicios prestados mediante cargos políticos, representación institucional municipal o parlamentaria o con generosos contratos laborales, sin que se mire si poseen cualificación profesional para ello, porque lo importante no es la calidad del servicio que pueden prestar ni la aportación en los ámbitos de representación, dada su escasa o nula capacitación formativa ni profesional, sino la utilización de su figura como reclamo propagandístico y electoral.

Por todo ello, expreso mi mayor repulsa por estos personajes, arribistas emocionales, que sin pudor ni dignidad alguna utilizan su dolor propio y ajeno para procurarse una carrera política o una buena y gratuita remuneración a cargo del erario público, de la misma manera que me produce asco y nauseas, el manoseo miserable que algunos partidos políticos hacen del dolor ajeno, que no dudan en convertirlo en piezas deseadas para emplearlas como armas arrojadizas en la contienda política y como reclamo electoral en sus listas.


Puño en Alto


🔴 NOTA: Este artículo está publicado en 👉🏾 Nueva Revolución

7 de septiembre de 2019

DÉJÀ VU

Imagen del artículo en Nueva Revolución


 Déjà vu es un tipo de paramnesia del reconocimiento (en contraposición a las paramnesias del recuerdo) de alguna experiencia que sentimos como si se hubiera vivido previamente. Básicamente trata de un suceso que no recordamos exactamente, pero sentimos que ya lo hemos vivido.

 La mayoría de nosotros hemos experimentado alguna vez un déjà vu: la sensación de reconocer una experiencia como si la hubiéramos vivido antes, aunque no tengamos la certeza de haberla vivido. Sin embargo, a pesar de ser tan común, aún no está claro qué causa esta sensación. Para el psicólogo y neurocientífico Akira O’Connor, no es más que un mecanismo que usa el cerebro para comprobar que nuestra memoria funciona perfectamente.

Esta sensación puede verse causada porque creemos recordar una imagen que es moderadamente similar a un amplio número de eventos almacenados en la memoria o incluso porque hay un único elemento que nos resulta familiar en un contexto totalmente nuevo. Otra posibilidad es que la escena nos resulte similar a otro momento que recordamos vagamente y al que no prestamos atención cuando lo vivimos.

Y no son pocos los sufridos españolitos que en las últimas fechas han experimentado un Déjà vu. Por un lado, los denodados esfuerzos de la consejería de sanidad de la Junta de Andalucía, dirigida por el bocachancla y orondo Jesús Aguirre, por esconder, y escatimar datos de lo sucedido, afirmando sin rubor que desde su departamento se ha actuado con diligencia y rigor en todo momento. Ha hecho recordar la actitud de aquel ministro de sanidad de la UCD, Jesús Sancho Rof, que igualmente afirmó sin rubor que el origen de la enfermedad del síndrome tóxico del aceite de colza se había descubierto en un tiempo récord, obviando que ya había miles de afectados y cientos de fallecidos. Además de compartir nombre, también comparten sandeces en sus declaraciones. Uno, elogia a la empresa causante de la listeria afirmando que ha tenido mala suerte y el otro dijo que el bichito causante del síndrome tóxico es tan pequeño que si cae de una mesa se mata.

El otro episodio, ha sido con motivo de la operación relámpago de corazón del Emérito, también conocido como “El Campechano”. La amplia cobertura de los medios de comunicación sobre la intervención y el posoperatorio, dando pelos y señales sobre su favorable evolución y estado anímico, enumerando el rosario de visitas reales y no tan reales de familiares y allegados, así como, los partes médicos diarios ofrecidos por los facultativos del centro hospitalario, no han hecho más que recordar aquellos partes que firmaban como “el equipo médico habitual” sobre el estado de salud del dictador de funesto recuerdo para los españoles.

Para cerrar el círculo del Déjà vu, no han faltado las llamadas “serpientes de verano”, como se calificaban las noticias intrascendentes que los medios de comunicación utilizaban en los meses veraniegos al final de la dictadura y principios de la poca ejemplar transición, para distraer a los ciudadanos de los verdaderos problemas. La ciudadanía narcotizada por las trasnochadas fiestas patronales por doquier, por el incierto futuro del futbolista Neymar y por el revuelto tiempo meteorológico no han tenido tiempo para pensar y reflexionar que seguimos sin gobierno, porque una vez más los partidos, especialmente PSOE, PP y Cs, ponen sus intereses partidistas y personales por encima del interés general de una mayoría social abandonada a su suerte y avocada a una muy presumible estéril consulta electoral.

En este país los Déjà vu, no son una excepción en la memoria colectiva del pueblo, sino lamentablemente una constante que demuestra que, pese a todo, poco o nada hemos avanzado, en los medios de comunicación, en la clase política, ni en la jefatura del estado dinástica, nada representativa, que sin complejo disfruta y hasta alardea de sus cuantiosos y costosos privilegios.


Puño en Alto


🔴 NOTA: Este artículo está publicado en 👉🏾 Nueva Revolución

17 de julio de 2019

SI HAY QUE IR SE VA, PERO IR PARA NADA…

 

Imagen del artículo en Nueva Revolución

Es Podemos, a través de su secretario general, Pablo Iglesias, quien está llevando toda la iniciativa y el peso en la negociación con el PSOE de Pedro Sánchez sobre la investidura y un posible gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos (UP). Y claramente se está notando, porque más que acostumbrados estamos ya a los bandazos que da su organización en función de las coyunturas políticas.

Acostumbrados estamos a eso por lo que no nos sorprende, pero lo que sí nos asombra es el seguidismo silencioso y discreto de IU de Garzón al respecto. Y es que lo nones de Pedro Sánchez a un gobierno de coalición con Unidas Podemos nada tienen que ver con argumentos de izquierdas como: abandonar la OTAN, la convocatoria de referéndum sobre monarquía o república, la nacionalización de la banca y de sectores estratégicos como la energía y el agua, el acabar con los privilegios de la iglesia católica y su poder en la educación, derogar la ley mordaza, las reformas laborales del PSOE y PP, el derecho de autodeterminación de los pueblos, la amnistía a los presos políticos, entre otros postulados, por poner algún ejemplo.

Entonces, no se entiende tanto interés en entrar en un gobierno junto al PSOE ni tanta sorpresa por parte de IU al constatar el cambio de actitud y discurso de los socialistas respecto al discurso y actitud que mostraron durante la campaña electoral, ¡como si eso sea algo nuevo!

Tampoco se entiende que se esté permitiendo el continuo ninguneo y esa insistencia de que las diferencias en políticas de estado entre PSOE y UP son insalvables e impiden un gobierno de coalición en un claro intento de demonizar, a pesar de todos los temas que se ha renunciado, que anteriormente hemos citado a modo ejemplo.

Todo nos hace pensar que el PSOE, no ha pretendido nunca llegar a un acuerdo con UP y, tan solo, está utilizando esta supuesta negociación a modo de señuelo a Cs, esperando que el descontento abierto en el seno de ese partido crezca y consiga doblar la pertinaz resistencia a su presidente.

Si como sabemos, el PSOE gobierna con políticas de derechas ¿qué necesidad hay en entrar en ese gobierno y ser cómplices de esa manera de gobernar en contra de la mayoría social? La respuesta pueda ser que tanto en Podemos e IU han llegado a la conclusión de que esta es la única manera de justificar un mal resultado electoral y una cada vez mayor desafección social hacia lo que algún día representaron en el panorama político español, así como, en esa confluencia que no termina de calar en el electorado de izquierdas y progresista de este país.

Las urgencias personales seguirán siendo personales por muy bien que se vistan y por muy legítimos y necesarios sean los arropes políticos con las que se quieran justificar. Un proyecto político tiene que estar liderado, pero no supeditado a las urgencias personalistas de ese líder, porque en ese caso deja de ser un proyecto político al servicio de una mayoría social para convertirse en otra cosa.

Y en el caso que nos ocupa, falta muy poco para que ese proyecto político sea otra cosa.


Puño en Alto


🔴 NOTA: Este artículo está publicado en 👉🏾 Nueva Revolución

27 de junio de 2019

NO HAY NADA QUE UNA MÁS QUE LA MAMANDURRIA DE LO PÚBLICO

 

Imagen del artículo en Nueva Revolución

El chantaje teatralizado y mantenido -hasta el último minuto- por la ultraderecha a no apoyar los presupuestos andaluces, puso al gobierno andaluz y, en concreto, al vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, al borde de un ataque de nervios, fundamentalmente al ver su estatus -nunca antes imaginado- en verdadero riesgo.

En todas las imágenes de aquellos días, se podía ver a Juan Marín con la cara como una puerta desencajada, sudando la gota gorda con la camisa que que no le llegaba al cuello, hasta que el portavoz de la ultraderecha montaraz en el parlamento, cuasi perdonando la vida a Moreno y a Marín, dio marcha atrás retirando su enmienda a la totalidad a los presupuestos andaluces. El respiro de alivio fue tan grande que -en lo más parecido a un gesto de genuflexión, de sumisión y agradecimiento- Marín rindió pleitesía al amo que lo había perdonado, que afortunadamente fue recogida en una foto que pasará a los anales de la desvergüenza política.

La pleitesía de Marín se ha traducido en una considerable merma en las partidas presupuestaras en inversiones contra el desempleo, entre otras, así como con el trágala de la terminología de violencia intrafamiliar contra la mujeres y no violencia de género como hasta ahora.

Igualmente, no se le ha visto nada molesto e incómodo y si pronto dispuesto a justificar y restar importancia a la penúltima metedura de pata del impresentable Consejero de Sanidad, Jesús Aguirre, cuando dijo aquello de «lo fácil es llegar y el chupetón» en referencia a las mujeres que deciden optar por su derecho al aborto. Por cierto, ¿a qué esperan PSOE y Adelante Andalucía para exigir la dimisión del Consejero de Sanidad y, en su caso, presentar la reprobación en el Parlamento?

Tampoco se le ha visto incómodo con las manifestaciones en redes sociales del presidente del grupo parlamentario, el ultraderechista Francisco Serrano, sobre la sentencia a la Manada del Tribunal Supremo. El exjuez Serrano, defendió los argumentos de la defensa al considerar que la sentencia del Supremo está «cargada de condicionantes mediáticos y políticos«, «altera todas las garantías constitucionales» y está «dictada por la turba feminista supremacista«.

Juan Marín, conocido en su ciudad natal, Sanlúcar de Barrameda, en tono jocoso como «el andaluz de pro» y por ser independiente hasta de sus propias ideas, no se ha sentido en modo alguno incómodo, probablemente porque no hay que enfadar a quien sustenta de facto su gobierno y de hecho a su estatus personal. Y es que para Juan Marín, no hay nada que una más que seguir chupando de la mamandurria de lo público, o como suele decir en confianza «si hay que ir se va y si hay que arrodillarse hasta terminar con las rodillas encalladas, se hace, porque con las cosas de comer no se juega«.

Por cierto, el considerado todopoderoso y monolítico, Clan de la Manzanilla de Juan Marín, ya no es tan clan ni tan monolítico. En los mentideros políticos se dice que hay graves disensiones en el grupo que está llegando hasta la dirección actual de Cs en Sanlúcar de Barrameda. Marín no estuvo en el Pleno de Constitución de la Corporación el pasado día 15 de Junio, si estuvo Elena Sumariva, su mano derecha, quien pasó absolutamente desapercibida y desatendida por su antiguos compañeros.

 Pero a buen seguro es que la común mamandurria de lo público de todos, servirá para restañar diferencias y cerrar heridas.


Puño en Alto


🔴 NOTA: Este artículo está publicado en 👉🏾 Nueva Revolución

26 de abril de 2019

CIUDADANOS O LA DESLOCALIZACIÓN IDEOLÓGICA COMO PRINCIPIO POLÍTICO

 

Imagen del artículo en Nueva Revolución

La sentencia sarcástica de Groucho Marx que bien decía “estos son mis principios, pero si no le gusta, no se preocupe, tengo otros”, bien es aplicable políticamente a Ciudadanos de Rivera y de Juan Marín, ya que se prestan tanto para un roto como para un descosido. De la misma manera, también le sería aplicable el famoso dicho ”Justicia Señor, pero por mi casa, no”, referido al caso del pucherazo en las primarias en Castilla-León.

Igualmente, también se le puede aplicar aquello de “la probabilidad de hacerlo mal se encuentra cien veces al día, la de hacerlo bien una vez año” y ese otro “dime de qué presumes y te diré de qué careces”, ahora que se cumple cien días del gobierno PP-Cs en la Junta de Andalucía, cuyo único logro ha consistido, casi en exclusividad, en ahorrarles impuestos a las rentas y a los mayores patrimonios de la comunidad andaluza, cuya menor recaudación irá en perjuicio de la calidad de la educación y sanidad públicas, que ya de por sí se encontraban muy deterioradas por los sucesivos gobierno del PSOE.

Así la deslocalización ideológica de Ciudadanos como principio político hace que sin sonrojarse, mantengan una cosa y la contraria a la vez, hoy pongan cordones sanitarios a unos por anticonstitucionalistas y pacten el gobierno autonómico con quienes quieren eliminarlas. Dicen querer eliminar el trato de favor que suponen los fueros del País Vasco y Navarra por insolidarios e injustificados recogidos en la Constitución y, sin embargo, pactan ir en coalición electoral con UPN, que los defiende a ultranza.

En fin, Ciudadanos es el partido del vaivén, de la hiperactividad histriónica, de la incontinencia verbal y gestual, todo muy natural y nunca estimuladas artificialmente, aunque parezca todo lo contrario.

Puño en Alto

Última entrada publicada:

MOCIÓN DE CENSURA TAMBIÉN PARA QUIENES LA PROMUEVEN

Los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Badalona, PSC, Guanyem Badalona, ERC, Badalona en Comú y Junt han registrado la moción de...

Artículos más populares del mes...