23 de enero de 2022

LO DE FITUR

 


Para ver lo que ha podido representar la FITUR para la ciudad, solo basta fijarse en tres personajes, tres para dimensionar el alcance que va a tener para propios y extraños la presencia de nuestra ciudad en la feria internacional de turismo.

Un alcalde, supuesto socialista, no solo esmirriado políticamente, creyéndose haber recibido él y no la ciudad, lo de la capitalidad haciendo vanos esfuerzos ímprobos para que se entienda que todo es fruto de su gestión, algo que nadie en la ciudad cuestiona, ya que el estado de abandono generalizado de la ciudad es pura responsabilidad suya.

Un alcalde, ávido de fotos brindando con manzanilla por su minuto de gloria, mientras le llueven sentencias condenatorias por su gestión contra los derechos fundamentales de los trabajadores, que aún no ha explicado las relaciones peligrosas, como así lo testimonia múltiples documentos gráficos, que ha mantenido con quienes les ofreció toda clase de medios municipales para la celebración de un concierto en el que, según fuentes policiales, se pudo haber blanqueado más de un millón de euros. El acto en FITUR para el primer edil fue más bien el reconocimiento de un régimen, que la nominación de la capitalidad gastronómica.

Una presidenta de Diputación, desalojada por la puerta de atrás de la secretaria provincial de su partido, con su acostumbrada sonrisa desmesurada departiendo alegremente y en complicidad con quien traicionó a la que ella posteriormente también traicionó, obviando que en esos momentos el alcalde se dirigía a los asistentes dando gracias y haciendo loas a su gestión y trabajo. La complicidad, fortuita o buscada, entre traidores no pasó desapercibida y hay quien la enmarca en que ambos están políticamente con el agua hasta el cuello.

Un vicepresidente de la Junta de Andalucía, blanqueador donde los haya de la extrema derecha al mejor estilo de tonto útil, que ahora sin ruborizarse manifiesta que su presencia en la Junta es la garantía para que la extrema derecha no cante el “cara al sol”. Y que recientemente ha olvidado o nunca lo creyó, aquello de la regeneración política que proclamaba abanderar impidiendo que se investigue el caso de presunta corrupción de la aún consejera de agricultura del PP. Un vicepresidente para quien el Plan Meta 2027 se le antoja lejano y muy difícil de alcanzar, ya que su vida política se puede extinguir a su pesar en 2022.

También andaba por allí, entre otros asistentes de menor reseña, aleteando por el sarao, alguien con aspecto de cuervo negro zaino cuya presencia pocos entienden, salvo para justificar, bueno más bien para disfrutar del espléndido salario del chiringuito que le han proporcionado con motivo del ya fracaso de la conmemoración del V Centenario de la primera vuelta al globo.

Así son las cosas y así las contamos y como dijo el impresentable aquel, ¡¡viva el vino!!, en este caso, la manzanilla, que la pretenden maridar con la desvergüenza política en la Sanlúcar del Santo Régimen.


Puño en Alto


21 de enero de 2022

CGPJ, ÓRGANO FAKE

 


Cada día que pasa y son ya más de 1000 días, está claro el por qué el PP se niega a renovar el ya caducado Consejo General del Poder Judicial. La derecha política ha concebido, y así lo utiliza, al máximo órgano de los jueces como parte de la oposición al gobierno.

Más allá de las consabidas propuestas neoliberales, el PP se muestra incapaz de ofrecer propuestas realistas a los múltiples problemas que aquejan al país, sobre todo a las de calado de protección social y de desarrollo de derechos a los más desprotegidos. Para soslayar dicha incapacidad no pone reparo alguno en utilizar al CGPJ, gracias a la composición actual del mismo, para oponerse a las iniciativas legislativas del Gobierno. El PP se niega a renovar el CGPJ para desde allí hacer política y la composición actual de dicho órgano así se lo permite.

Cerca de un año ha tardado el CGPJ en emitir el pertinente, aunque no vinculante, informe jurídico sobre la nueva ley de la vivienda. Ha trascendido el avance del informe, en el que el CGPJ muestra su reparo por encontrar sesgos ideológicos en la ley.

Al parecer les asombran y no admiten que un gobierno imponga sesgo ideológico en sus propuestas legislativas, ¿para qué si no le han votados los ciudadanos? Los ciudadanos con sus votos hacen que se gobierne de una forma u otra en función de los resultados. Pero no se asombran ni les causa reparo que sean elegidos para el cargo de vocal del CGPJ principalmente en función de sus afinidades políticas.

Sus doctas señorías, bien cebadas con fondos y recursos económicos públicos y ajenos absolutamente a la realidad, sin embargo, no ponen reparo en prestarse como herramienta eficaz para oponerse al Gobierno y dar munición política a la oposición, en este caso a la derecha, devolviendo de esta manera el favor que hace que sean miembros del órgano judicial y que sigan siendo, aunque dicho órgano lleve más de mil días caducado.

A los miembros del órgano de Gobierno de los jueces no les preocupa en demostrar la falta de imparcialidad de un órgano cuya principal labor es la de garantizar la imparcialidad de la Justicia. El descrédito de la justicia y la desafección ciudadana a la misma vienen desde arriba y caen en cascada hasta el más de los recónditos de los juzgados.

El PP ha anunciado recursos contra el reparto de los fondos europeos en las comunidades autónomas y ayuntamientos. De esta manera ya lo han anunciado las comunidades autónomas de Galicia, Madrid, CyL, Murcia y Andalucía, casualmente todas gobernadas por el PP.

No apuesten por el sentido favorable del dictamen del CGPJ a la norma que regulará dicho reparto, porque a buen seguro que perderán.


Puño en Alto

19 de enero de 2022

1000 MILLONES

 

Por todos los medios posibles había que intentar que pasara desapercibido el bufo del coste de 1000 millones de euros al erario público por el rescate de las autopistas radiales de Madrid. Aquello que decían, no una sino decenas de veces, la que fue Ministra de Fomento del Gobierno del PP, Ana Pastor, y posteriormente su sucesor en el cargo, Iñigo de la Serna, cuyo rescate iba a ser a coste cero para el Estado, pues no va a ser verdad.

Las declaraciones del Ministro de Consumo, Alberto Garzón, sobre la calidad de la carne en las macro granjas y los perjuicios medioambientales y sociales de las mismas fueron a primero de diciembre de 2021 y se fabricó el bulo a principio de enero de 2022, curiosamente haciendo coincidir con el informe de la Responsabilidad Patrimonial de la Administración (RPA) que fijaba provisionalmente en 1000 millones de euros el coste del rescate de las autopistas.

En su día, el expresidente Aznar, decía con orgullo que “hay un antes y un después de estas autopistas" en febrero de 2004 al inaugurar las radiales madrileñas. El Estado se ahorraba la inversión de las infraestructuras a cambio de una larga concesión de peaje de hasta 30 años y de introducir la RPA por la que el Estado se hacía cargo de la gestión de las autopistas compensando en su caso a las concesionarias por la inversión realizada de no cumplirse las expectativas de ingresos mínimo por su uso. Todo un chollo para las empresas constructoras: si sale bien me forro con los beneficios, si sale mal me indemnizan y no pierdo. Así entendía Aznar y el PP lo de “España va bien”. Esas alegrías irresponsables, ahora las pagamos todos.

El futuro de las autopistas quebradas es incierto, lo que sí es cierto es que el hecho de la asunción de la titularidad de las mismas por el Estado, puede condicionar muy mucho el modelo de pago por uso comprometido con Bruselas por el que los automovilistas no solo pagarán por circular por esas autopistas sino también por las autopistas que son actualmente gratuitas.

Pastor y De la Serna mintieron a sabiendas, Aznar engañó a los españoles con una bonanza económica de la que solo se beneficiaron las grandes empresas constructoras y ese engaño había que taparlo como sea y Garzón les brindó sin pretenderlo la ocasión pintiparada al ser manipuladas sus palabras burdamente, por cierto, por parte de la patronal cárnica, una vez más una patronal al rescate del PP y el PP al servicio de una patronal.

El PP ha utilizado un bulo fabricado por la patronal cárnica para desacreditar al Ministro de Consumo y, por ende, al Gobierno y, sobre todo, para tapar las consecuencias de sus nefastas políticas neoliberales, que en este caso, por ahora, se cifran en 1000 millones de euros.


Puño en Alto

Última entrada publicada:

LO DE FITUR

  Para ver lo que ha podido representar la FITUR para la ciudad, solo basta fijarse en tres personajes, tres para dimensionar el alcance que...

Artículos más populares del mes...